Tres maneras de crear una estrategia de movilidad que funcione

Equipo de Think Progress

03/08/2015

La movilidad es un factor de impulso esencial en su negocio que ha transformado la manera en la que se trabaja y la forma en la que las empresas interactúan con los consumidores, los socios y los empleados. Estos son los factores que debe tener en cuenta al desarrollar su estrategia de movilidad.

Gracias a su potencial de incremento de la productividad, de la satisfacción del cliente y de sus resultados, la movilización del personal puede aportar competitividad a su negocio.

De hecho, ante las predicciones que plantean que el 70 % de los profesionales utilizarán dispositivos inteligentes personales en su trabajo en 2018, la movilización ya no es solo un mantra de modernidad, sino que se ha constituido en un nuevo modelo operativo que las organizaciones deben adoptar como parte de su estrategia informática básica.

Antes de poner en práctica una estrategia de movilidad es importante revisar los sistemas actuales y plantearse cómo se pueden integrar los procesos móviles en la plantilla de manera efectiva. A continuación presentamos tres maneras de mantener la estrategia de movilidad por buen camino.

Planear su estrategia de movilidad

Para llevar a cabo una estrategia de movilidad con éxito, los ejecutivos informáticos deben tener en cuenta servicios específicos que aportarán valor a diferentes ámbitos de la organización y comprender cómo interaccionan los usuarios con la tecnología móvil en su trabajo cotidiano. Por ejemplo, ¿qué aplicaciones podrían mejorar la colaboración entre departamentos? ¿Qué herramientas necesita un comercial si se encuentra todo el día fuera de la oficina reunido con clientes?

La movilización cuenta también con el potencial de llevar la innovación a territorios nuevos e inexplorados, más allá del correo electrónico y otras herramientas de comunicación. Según Gartner, “las aplicaciones como agendas y horarios, listas de tareas, registros y salidas de sitios y aplicaciones de recursos humanos para los empleados son solo algunos ejemplos. La expansión del acceso y el fomento de la innovación serán en última instancia el legado del fenómeno BYOD (traiga su propio dispositivo)”.

“La movilización cuenta con el potencial de llevar la innovación a territorios nuevos e inexplorados”.

La introducción de la movilidad en su organización implicará oportunidades casi interminables, así que debe pensar con cuidado sobre cómo aprovechar diferentes aplicaciones para ahorrar costes, incrementar la eficiencia y aumentar la felicidad de empleados y clientes.

Hacerlo accesible

En el centro del concepto de movilización está la capacidad de trabajar en cualquier momento y desde cualquier lugar. Desde los sistemas de gestión de relaciones con el cliente basados en la nube a aplicaciones móviles que permiten transacciones de punto de venta, proporcionar a los empleados los datos y herramientas necesarios para desempeñar su trabajo puede marcar la diferencia en la satisfacción del cliente y sus propios resultados.

Asegúrese de que los trabajadores móviles tienen pleno acceso a las versiones digitales de todos los documentos que necesiten en la nube o una red virtual privada (VPN). El acceso en tiempo real permitirá que los empleados respondan a las solicitudes de clientes de manera rápida y que trabajen con más eficiencia a lo largo de todo el proceso de ventas y servicio al cliente. Es recomendable revisar los procesos que requieran firmas manuales e introducir firmas digitales y procesos de aprobación para evitar dilatar los procesos hasta que el trabajo pueda volver a realizarse en la oficina.

Buscar el equilibrio

Aunque restringir los tipos de dispositivos móviles que permite la red puede afectar a la productividad de los empleados, dar cabida a demasiados dispositivos puede producir grandes dolores de cabeza en el ámbito de la informática. Algunos expertos recomiendan dar soporte exclusivamente a entre tres y cinco plataformas móviles principales, lo que da a los empleados cierta libertad de elección y a la vez permite al personal informático gestionar de forma efectiva la seguridad, el soporte y el desarrollo de aplicaciones.

“Los expertos recomiendan dar soporte exclusivamente a entre tres y cinco plataformas móviles principales”.

Dicho esto, no se vea tentado a limitar los modelos de dispositivos móviles aceptados, ya que los empleados que quieran actualizar sus dispositivos se verán frustrados. Para solucionar este problema, tenga en cuenta la posibilidad de crear aplicaciones en la nube mediante las herramientas de desarrollo Windows Azure u Office 365, compatibles con la mayoría de modelos y mejoras.

Además de la funcionalidad móvil y la conveniencia, las empresas también tienen que tener en cuenta los costes de licencia del software, asuntos de seguridad y el cumplimiento de la normativa de su sector particular.

Una buena estrategia de movilidad tiene que satisfacer las necesidades de los usuarios, ser flexible y allanar el camino para la innovación en el futuro. Como cualquier estrategia, esto necesitará tiempo y esfuerzo para desarrollarse, pero el resultado, con mayor productividad, eficiencia y mejor servicio al cliente, merecerá la pena.

Vuelva a la página temática sobre movilidad para aprender más sobre cómo mantenerse usted y a su equipo al día en este sector que avanza tan rápido.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.