¿Qué puede esperar en 2016 la empresa centrada en la nube?

Phil Muncaster

03/12/2015

Con 2016 a la vuelta de la esquina, vamos a echar un vistazo a los aspectos prioritarios de la computación en la nube para los responsables de servicios informáticos.

La computación en la nube tiene el potencial de cambiar para siempre nuestra manera de hacer negocios. En toda la región EMEA , los líderes informáticos están planificando proyectos transformadores para adoptar este nuevo paradigma informático. La tecnología es ya lo suficientemente madura ahora que el mercado está repleto de proveedores competentes que se diferencian por calidad y precios. Una vez que te decantas por la estrategia de trabajar en la nube como método prioritario, ¿qué viene después?

Cuando se habla de la nube, el tema de la seguridad nunca está en segundo plano. A menudo gira en torno a los posibles problemas del proveedor, como los controles de acceso, cuestiones de cumplimiento de normativas y los efectos secundarios de los entornos de tenencia múltiple. En el reciente Gartner Symposium/ITxpo, este analista del mercado publicó sus principales predicciones para las organizaciones informáticas y sus usuarios de 2016 en adelante. Según ellos, hasta 2020 un impresionante 95 por ciento de los fallos de seguridad en la nube serán culpa del cliente y no del proveedor.

Por una parte, esto es bueno, ya que muestra que los proveedores de la nube han madurado hasta tal punto que, probablemente, sus servicios no contendrán vulnerabilidades que puedan dar lugar a incidentes graves de seguridad. Pero también implica que los administradores informáticos deben pensar con cuidado en sus responsabilidades en la nube desde una perspectiva de seguridad y cumplimiento de normativas. La situación ya está canalizando la inversión hacia los servicios denominados “agentes de seguridad para el acceso a la nube” (CASB, por sus siglas en inglés) que supervisan y administran las nubes públicas. De hecho, en 2018 el 50 por ciento de las empresas con más de 1000 usuarios empleará tales servicios, según Gartner.

Con esta idea en mente, los especialistas en CASB Bitglass entrevistaron a responsables de servicios informáticos y líderes del sector durante el mismo congreso de analistas, con el fin de extrapolar algunas predicciones clave sobre la nube y el entorno móvil del año que viene. Parece que los encargados de poner en marcha proyectos en la nube están interesados en centrarse en la seguridad y la manejabilidad, en encontrar el proveedor correcto para sus necesidades y en obtener una buena relación calidad-precio.

Las cinco principales predicciones sobre la nube

1) Los agentes de seguridad para el acceso a la nube irán ganando importancia, ya que un 55% de los encuestados piensa contar con uno en el futuro. Un CASB puede ayudar a los compradores informáticos a mejorar la seguridad y la visibilidad al incrementar los servicios de los proveedores públicos de la nube.

2) Los ahorros empezarán a hacerse notar entre los clientes. De hecho, la mitad de los encuestados afirmaron que ya habían ahorrado en 2015.

3) El gasto en seguridad en la nube aumentará en 2016. Un tercio de los directores de informática afirmó que lo haría en más de un 20%.

4) El control de las descargas en dispositivos no gestionados será una preocupación de primer orden, ya que el efecto de la nube unido al fenómeno BYOD empieza a ser evidente.

5) La evaluación del mejor proveedor en la nube será un desafío importante en 2016, ya que los compradores de material informático se verán obligados a elegir de entre una variedad aún mayor de proveedores.

 

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.