Qué es MASA y cómo hacer que su empresa marque la diferencia

Equipo de Think Progress

31/01/2017

El primero de nuestros artículos sobre tendencias tecnológicas disruptivas está dedicado a la arquitectura en trama de aplicaciones y servicios Mesh App and Service Architecture (MASA, por sus siglas en inglés), que consiste en combinar múltiples servicios y microservicios, creando una extensa infraestructura de API conectadas que los usuarios perciben como una única aplicación integral.

 

Para comprender bien en qué consiste MASA, primero es necesario entender la trama de dispositivos que se produce con la diversificación de dispositivos conectados, de manera que los usuarios tienen la posibilidad de acceder a aplicaciones y servicios por medio de objetos tan dispares como tabletas, prendas inteligentes e incluso termostatos inteligentes. La arquitectura multicanal MASA se está convirtiendo en una tecnología disruptiva porque, gracias a la proliferación de dispositivos, es cada vez más necesario interconectarlos y formar un todo integrado.

Todas las aplicaciones móviles, web y, cada vez en mayor medida, de Internet de las cosas (IoT) se conectan a este conglomerado de servicios de back-end. Lo fundamental es que la arquitectura MASA proporciona una solución optimizada al usuario, con independencia del dispositivo que utilice para acceder a la aplicación, sea un portátil, un vehículo o un frigorífico inteligente. Implica, además, que la experiencia de uso es la misma en todos los dispositivos. Por poner un ejemplo sencillo, podríamos acceder a una receta en Internet a través de la pantalla de una nevera inteligente y hacer que aparezca en la pantalla del coche cuando nos dirijamos a la tienda a comprar los ingredientes.

Cuando los objetos se comunican entre sí

MASA es la arquitectura de servicios llevada al extremo: el acceso a las API se realiza en varios niveles y a través de múltiples organizaciones. Esto es posible gracias a su capacidad de interpretar cantidades ingentes de datos.

Imaginemos la planificación de un viaje largo en coche. Queremos evitar el tráfico, averiguar la mejor hora para viajar, informarnos sobre el tiempo, sobre las mejores paradas gastronómicas de la ruta y dónde tienen el aparcamiento. Podemos peinar el Internet buscando la información o, en una fracción del tiempo, introducir unos datos en una aplicación de planificación de viajes y dejar que lo organice todo.

Para que esa aplicación funcione, necesita comunicarse con una serie de API de aplicaciones de tráfico, de sistemas de información geográfica y del tiempo, e incluso con los datos que transmitan las aplicaciones de otros usuarios. Este es un ejemplo de MASA y, aunque sus principios ya se están aplicando, su ámbito no tiene más remedio que aumentar a medida que hay más información accesible. Podríamos decir que MASA representa una tecnología basada en la nube más rápida y colaborativa, y que se adapta al continuo devenir de las demandas de las personas que la utilizarán.

¿Por qué adoptar una solución de MASA?

Para ofrecer soporte a tal trama de dispositivos digitales que no cesa de cambiar, es necesario que sea escalable, ágil, integrado e implementable en un entorno de nube. Los desarrolladores deben adoptar una mentalidad DevOps, si es que aún no la tienen, es decir: combinar desarrollo y operaciones y hacer posible un soporte flexible y continuo a las soluciones basadas en MASA. Para ello hay que evaluar los sistemas servidor-cliente tradicionales y recurrir a contenedores de software que harán posible el desarrollo de arquitecturas de microservicios. Finalmente, deben estar preparados para hacer un gran esfuerzo de aprendizaje con el fin de familiarizarse con MASA y descubrir su potencial.

No se pierda el próximo artículo de nuestra serie sobre tendencias tecnológicas disruptivas: «Cómo romper con lo disruptivo».

 

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.