Project Tango está al caer: esto es lo que puede hacer

Thorsten Stremlau

27/01/2016

Thorsten Stremlau, Arquitecto Informático Principal de WW en Lenovo, sobre qué puede hacer esta impresionante nueva tecnología móvil por usted y su sector.

Percepción espacial

Project Tango permite a su móvil tener percepción espacial. Ahora mismo, su móvil puede realizar un seguimiento de su posición a través del WiFi o el GPS, de modo que pueda ver dónde se encuentra, incluso aunque esté en un edificio. Pero el teléfono no es consciente de su contexto espacial. No sabe si está sobre una mesa, junto a una puerta, si está bajando por las escaleras, si la persona que lo lleva está caminando o sentada, etc. Project Tango proporciona esa percepción, y abre un mundo de posibilidades.

Ha estado en proceso de desarrollo durante un par de años. En la CES a principios de enero, Google y Lenovo mostraron el primer teléfono de consumo que empleará esta tecnología y saldrá a la venta este verano, por menos de 500 dólares (461 euros).

En pocas palabras, Project Tango consiste en un giroscopio de altísima sensibilidad en el teléfono, que percibe si usted lo mueve de izquierda a derecha, si lo está girando o dándole vueltas, y todo tipo de fenómenos por el estilo. Todo esto se combina con una cámara 3D con percepción de profundidad.

Una persona sabe hacia qué dirección mira, y gracias a Project Tango los teléfonos también lo sabrán. Mediante la cámara 3D es posible medir la habitación y componer un mapa completo en 3D de la misma de forma relativamente sencilla.

 Usos potenciales

La tecnología es revolucionaria. Cambia completamente el modo de interactuar con el entorno, al ofrecerle información contextual importante en base a su ubicación y actividad. A partir de ahora sabrá, por ejemplo, que está en la cocina, y que en este lugar a usted le interesa conocer su consumo de calorías, consultar una receta para la cena de esta noche o ver el calendario. Cuando todos los smartphones cuenten con proyectores integrados (algunos teléfonos y tabletas ya los tienen) podrán proyectar esta información sobre la pared.

Dada su percepción del contexto, sabrá si hay alguien más en la habitación y si usted ha dispuesto que esta información se comparta con dicha persona. ¡Aunque mi mujer parece saber siempre todo lo que he comido, con o sin teléfono!

Todo esto tiene implicaciones también para la realidad virtual y la realidad aumentada. Si se quisiera, podría modelarse una habitación y publicarla en un área del estilo de Google Maps. ¡Y listo!, se conseguiría algo como Google Street View pero sin necesitar coches equipados con cámaras de 360 grados. A partir de aquí, por ejemplo, se podría jugar a videojuegos en un modelo virtual del entorno propio.

Su teléfono se convertirá en un dispositivo completamente nuevo de la noche a la mañana. Combinado con unos cascos de realidad virtual, como el Oculus Rift, las posibilidades no tienen fin.

 Usos actuales 

Las consecuencias son inmensas. Desde mi punto de vista, llegará un día en el que todos los teléfonos estén equipados con esta tecnología o una muy similar. Aun así, su presencia ya se está haciendo notar en varios sectores.

El de la distribución, por ejemplo. Es posible medir las dimensiones de una habitación con precisión milimétrica y comprobar si habría espacio para una silla o un escritorio. Es posible importar un modelo exacto de una habitación y recrearla en realidad virtual, para pasear por ella y ver qué aspecto tendría al reformarla y colocar los muebles que tiene en mente. Es posible ver todo esto desde todos los ángulos, lo que lo hace mucho más interactivo que una foto fija.

El sector sanitario también puede beneficiarse mucho. Lenovo colabora con una empresa que realiza escayolas impresas en 3D personalizadas para huesos rotos. Mediante Project Tango se puede escanear rápidamente el brazo o la pierna lesionados y medir con exactitud qué dimensiones debe tener la escayola. Las escayolas de nuestro socio cuentan con agujeros, de modo que la piel transpira, e incluso con sensores de estimulación muscular (EMS) integrados en ellas. Estos sensores son los mismos que se encuentran en los cinturones de tonificación que se usan para conseguir unos abdominales marcados, pero en este caso mantienen la estimulación muscular de modo que cuando se retire la escayola la extremidad no haya perdido todo su vigor.

Otro de los usos sanitarios es el análisis de la curación de heridas. La tecnología puede medir el tamaño y la profundidad de las heridas y su variación a lo largo del tiempo. Gracias a esta información, los médicos pueden comprobar si la herida se cierra tan rápido como debería, y variar el tratamiento en función de esta información.

El sector educativo se aprovechará también enormemente de la tecnología, ya sea con la lectura de documentos proyectados en el aire o con la presentación de un modelo a escala de un dinosaurio en 3D.

Hasta el momento esta tecnología se ha empleado más en tabletas que en teléfonos, pero a medida que va invadiendo el espacio de los teléfonos, cabe esperar que llegue hasta el último rincón. Al igual que muchos otros avances tecnológicos, acabará siendo algo que podrán hacer nuestros teléfonos. Muy pronto, ya ni hablaremos de ello como si fuera algo extraordinario.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.