La generación Z: niños que saben más que usted

Las nuevas tendencias tecnológicas que intentamos descifrar a día de hoy, como la edición de vídeos o la codificación de sitios web, serán algo natural para los niños en unos pocos años. ¿Qué aspecto tendrá el paisaje tecnológico de la próxima generación?

En el pasado mes de septiembre entró en vigor en el Reino Unido el nuevo plan de estudios de informática, que contempla aspectos como clases de programación para niños a partir de cinco años. Los alumnos de primaria británicos reciben ya lecciones sobre algoritmos, escritura y depuración de programas simples que crean ellos mismos, y sobre el uso de dispositivos para “crear, organizar, almacenar, manipular y recuperar contenido digital”.

A los 11 años ya sabrán escribir programas relativamente complejos, tendrán una idea básica de lo que son las redes informáticas, y entenderán cómo se seleccionan y clasifican los resultados en un buscador. Se podría afirmar que la próxima generación adquirirá durante su educación primaria más conocimiento práctico en el área tecnológica que la mayoría de adultos en toda su vida.

En muchos aspectos, los niños que han crecido en el mundo web 2.0 ya se sienten mucho más cómodos con la tecnología digital que sus padres. Hay hasta casos de niños que aprenden a manejar smartphones o tabletas antes que a hablar.

Según la investigación del observatorio de comunicaciones británico Ofcom, muchos niños de 6 años entienden mejor la tecnología digital que el adulto medio de 45 años, ya que los jóvenes de hoy desarrollan costumbres comunicativas diferentes a las de las generaciones anteriores.

Por ejemplo, el 77% de los niños declara saber mucho sobre aplicaciones para smartphones o tabletas, frente al 55% de adultos. Además, un tercio de los encuestados utilizaba aplicaciones como Snapchat (comparado con un 12% de los adultos), según una muestra de 800 entrevistados de entre 6 y 15 años.

Sin embargo, aunque esta generación se encuentre como pez en el agua en el ambiente tecnológico, sigue siendo necesario el apoyo de los adultos en este nuevo mundo digital.

Un estudio firmado por Shiang-Kwei Wang, del Instituto de Tecnología de Nueva York, publicado en la revista Educational Technology Research & Development, argumenta que los nativos digitales aún necesitan lasupervisión tradicional de un adulto. “Los niños en edad escolar seguramente utilicen las tecnologías de entretenimiento y comunicación con fluidez, pero siguen necesitando orientación para aprender cómo utilizarlas para resolver problemas intelectuales complejos”, afirma.

Aunque el número de escolares diestros en el campo digital sigue aumentando, cabe recordar que el conocimiento no es lo mismo que la sabiduría. Sin ninguna duda, en el futuro aprenderemos mucho de nuestros hijos sobre tecnología. Pero a la hora de utilizarla adecuadamente, la palabra de un adulto seguirá siendo tan imprescindible como siempre.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.