El futuro de la realidad aumentada tras Pokémon GO

Clare Hopping

18/10/2016

Pokémon GO ha sentado un precedente en el panorama de la realidad aumentada y los fabricantes están empezando a implementarla en varios sistemas de hardware de la mano de la tecnología Google Tango. No obstante, a raíz de ello surge una nueva cuestión: ¿cómo cambiará esto el futuro del sector de los videojuegos y el marketing?

De los últimos cinco años, Pokémon GO se ha erigido como el juego para dispositivos Android y iOS que más éxitos ha cosechado. Incluso ha desbancado a Angry Birds: perseguir y capturar a unas singulares criaturas desde la pantalla de un dispositivo se ha convertido en una obsesión para millones de personas en todo el mundo.

La razón por la que este juego ha triunfado tanto se basa en el uso inteligente que se ha hecho de la realidad aumentada (RA), animando a los usuarios a explorar sus ciudades y pueblos por medio de un avatar para ir a la caza de Pokémon que se superponen en los entornos reales que captan las cámaras de sus dispositivos. Es posible incluso participar en batallas y entrenar a tus Pokémon en un “gimnasio” o comprar nuevos objetos que te puedan ayudar en tu aventura a través de las llamadas pokeparadas, emplazamientos ubicados en lugares emblemáticos de cada localidad.

Antes de la revolución de Pokémon GO, la realidad aumentada dio sus primeros pasos de forma un tanto atropellada y los dispositivos del momento que incorporaban esta tecnología, como las gafas inteligentes Google Glass y las HoloLens de Microsoft, no recibieron una acogida unánime.

Sin embargo, gracias a la integración de varias tecnologías en Pokémon GO, la realidad aumentada se ha vuelto más sofisticada, inmersiva y verosímil dese entonces y se ha convertido en una funcionalidad en la que todas las partes interesadas tienen puestas su miradas.

Los aspectos técnicos tras Pokémon GO

A diferencia de la realidad aumentada, que permite sumergir al usuario en un mundo simulado, la realidad aumentada se aprovecha del entorno real para incorporar elementos simulados en él. En el caso de Pokémon GO, dichos elementos se corresponden con el avatar, los propios Pokémon y las Pokéballs (las llamadas “pokebolas”) necesarias para capturarlos.

Este juego aplica los servicios de localización por GPS, mapas y satélite combinándolos con el uso de servicios de ubicación, la implementación de enclaves destacados en el entorno del usuario y la participación de los afamados personajes de Nintendo. El desarrollo de la mayor parte de dicha tecnología viene de la mano de antiguos empleados de Alphabet, quienes ayudaron a crear Google Maps y Google Earth. Niantic Labs, la empresa desarrolladora de Pokémon GO, comenzó como un proyecto de Alphabet con el que la empresa creó la aplicación Ingress, un juego social basado en sistemas de geolocalización y que sentó las bases de muchas de las tecnologías que se utilizaron para diseñar Pokémon GO.

Como ejemplo del claro enfoque orientado a la comunidad de esta aplicación, los usuarios de Ingress recomendaban lugares específicos de su localidad que pudieran usarse como pokeparadas en Pokémon GO.

¿Qué futuro le depara a la realidad aumentada?

Pokémon GO ha revelado a los desarrolladores que para crear una aplicación con realidad aumentada que tenga éxito, es necesario diseñar la plataforma basándose en tecnologías ya disponibles y plantear una experiencia inmersiva única y original. Sustentarse en una franquicia como Pokémon tiene sus ventajas, pero esta no es la razón por la que Pokémon GO se ha convertido en un fenómeno revolucionario; en realidad, la clave de su éxito radica en haber creado algo completamente novedoso que ha conseguido aunar la tecnología y la realidad del día a día.

Muchas empresas ya se están sacando provecho de la realidad aumentada para atraer a sus clientes y despertar su interés, ya sea a través del uso de catálogos interactivos para que los consumidores puedan comprobar in situ cómo quedaría un mueble en un determinado espacio real o puedan probarse ropa haciendo ellos mismos de modelos antes de comprar. De hecho, este tipo de aplicaciones ya está empezando a ser una tendencia con visos de seguir aumentando. Digi-Capital ha previsto que el mercado de la realidad aumentada llegará a generar unos beneficios de alrededor de 80 mil millones de euros antes de 2020 y es por ese motivo que las empresas necesitan explotar al máximo este nuevo nicho de mercado para aventajar a la competencia.

Esta ventaja competitiva se hace más que evidente con Tango, una plataforma tecnológica desarrollada y patentada por Google y puesta en práctica a través de aplicaciones creadas a la sazón para dotar de vida a escenarios cotidianos. Los fabricantes, entre los que se incluye Lenovo, están poniendo el foco en esta plataforma para el desarrollo del hardware y nuestro Phab 2 Pro es el primer dispositivo en aplicar la realidad aumentada en pantallas de mayores dimensiones, haciendo que las experiencias de los usuarios cobren vida.

Antes de que una empresa decida invertir en tecnologías relacionadas con la realidad aumentada, es de vital importancia que tengan pleno conocimiento de las variables que quieran calibrar y las acciones que deseen poner en marcha. Las aplicaciones de la RA son variopintas, desde publicitar ciertos productos o ayudar a los clientes en su proceso de decisión de compra hasta crear una aplicación práctica que ayude a los trabajadores a llevar a cabo sus tareas diarias.

Sublimar las experiencias de los usuarios y hacerlas más inmersivas y divertidas, ya sea en el lugar de trabajo como a pie de calle, son aspectos que marcarán el futuro de la realidad aumentada, por lo que los desarrolladores y fabricantes de hardware deben trabajar codo con codo para materializar dichos objetivos. Hasta entonces, tenemos que conformarnos con perseguir Wartortles, Raichus y Clefables.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.