¿Qué es un armario digital?

Thorsten Stremlau

25/05/2017

Cada uno de nuestros armarios digitales es único. Al no comprender lo que son y cómo utilizarlos, las empresas se están perdiendo grandes mejoras en productividad. Thorsten Stremlau, arquitecto informático jefe de Lenovo para todo el mundo, explica por qué comprender el concepto puede hacer tu empresa más productiva.

El concepto de «armario digital» es relativamente nuevo. El término apenas empezó a utilizarse cuando surgió el movimiento de informática ágil, que fue más o menos cuando se lanzó Windows 10. Hemos trabajado mucho para comprender este concepto porque, al hacerlo, podemos ayudar a impulsar la productividad de las empresas y los individuos.

Por ejemplo, hemos realizado estudios de mercado sobre los dispositivos que prefieren los usuarios: qué les gusta utilizar, cómo les gusta utilizarlo, qué software emplean, y cuestiones similares. Hemos encuestado a miles de usuarios finales pidiéndoles que anotaran qué dispositivos utilizan y cómo. Así empezamos a comprender las aplicaciones habituales que emplean cada día, como Facebook y Snapchat, el email tradicional (y qué cliente), cómo buscan en la web, si usan un teléfono iOS o Android, cómo utilizan su teléfono (si usan un lápiz digital, por ejemplo), y cosas parecidas.

También les pedimos información más amplia sobre el uso de dispositivos de otros tipos: ¿son como el pasajero del avión que lleva grandes cascos con cancelación de ruido, o se contentan con la calidad de sonido de unos auriculares normales?

Este es el armario digital de cada uno: todas las piezas de software y hardware que componen su vida digital. Abarca todo lo digital: cámaras digitales, balanzas de cocina (si tienen pantalla), monitores de tensión arterial, termómetros digitales, etc.

Único como la huella dactilar

Sorprendentemente, aunque hay una cantidad finita de dispositivos y aplicaciones en el mercado, no hay dos personas con el mismo armario digital. Ni parejas, ni gemelos… nadie. Cada persona organiza su vida digital a su manera. Como tal, el armario digital de cada cual es tan exclusivo como su huella dactilar.

¿Qué importancia tiene esto? En primer lugar, identifica al usuario. En segundo lugar, nos permite adaptar a su medida los dispositivos y los servicios.

Ayuda a las empresas

Durante muchos años, no hemos tenido la flexibilidad suficiente para ofrecer al usuario final el armario digital que deseaba. Al contrario: les obligábamos a adaptarse a categorías muy rígidas. Por ejemplo, había que elegir entre un gran sistema de sobremesa o un costoso portátil. Lo mismo ocurrió cuando se introdujeron los teléfonos móviles: ¿utilizas uno que parece un ladrillo o algo un poco más elegante?

Afortunadamente, nuestros dispositivos han llegado muy lejos desde entonces. Sin embargo, muchos de nuestros clientes corporativos todavía no entienden el concepto de armario digital. Y esto influye en su rendimiento.

La productividad del usuario final en el ámbito informático todavía no ha crecido todo lo que debiera, considerando la cantidad de innovación que hemos visto en los dispositivos. Creemos que esto se debe a que todavía obligamos a los usuarios finales a utilizar sus dispositivos de una manera con la que quizá no se sienten cómodos.

Por ejemplo, fijémonos en la escritura. Es muy distinto escribir con un lápiz digital y una tableta, similares al bolígrafo y el papel de siempre, que en el teclado de un ordenador. Lo interesante es que el medio que se utiliza condiciona los resultados, una verdad aplicable a todo tipo de trabajo. Si no se ofreces al usuario final un medio que se adapte a su forma preferida de trabajar, no obtendrás el mejor resultado. No solo son los malos trabajadores los que echan la culpa de sus fallos a las herramientas.

Actualizar el armario digital

Lenovo ha invertido mucho en este mercado cambiante mediante la introducción de muchos dispositivos diferentes que se adaptan a las necesidades del usuario final. Si eres más de bolígrafo, puedes utilizar una de nuestras tabletas con lápiz digital, pero también disponemos de distintas configuraciones de teclado, múltiples configuraciones de pantalla y estaciones de acoplamiento. Nuestra plataforma Yoga permite convertir un portátil convencional en una tableta o utilizarlo en modo estand.

También estamos llevando esta idea al espacio del móvil. Si uno quiere oír música, puede utilizar el altavoz inalámbrico JBL para lograr una mejor calidad de sonido, una de las opciones de la gama de módulos de accesorios extraíbles para teléfono inteligente, o Moto Mods, que permiten personalizar el teléfono móvil. Para hacer mejores fotografías se puede emplear el complemento de cámara Hasselblad.

Nuestra gama de dispositivos ofrece a los usuarios finales la flexibilidad suficiente para adaptarse a su armario digital particular. Estamos empezando a notar que las empresas que adoptan un enfoque que permite al usuario elegir su propio dispositivo, proporcionándole mucha más flexibilidad, no solo muestran más productividad, sino que su trabajo también es de mayor calidad. Y esto tiene mucho que ver con dar a los empleados la flexibilidad que necesitan.

Nuestros armarios digitales son únicos. Aceptando este hecho y reaccionando a las necesidades de los trabajadores, las empresas pueden aumentar tanto la calidad como la cantidad de su producción.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.