Ocho modos en que la tecnología influye en la productividad

Gareth Kershaw

09/10/2018

La tecnología siempre ha facilitado mucho las cosas, y ahora más que nunca. Nos ayuda a realizar nuestras tareas con tanta rapidez y comodidad que ahora lo único que nos frena son los límites de nuestra propia imaginación y motivación, un cambio que está mejorando la productividad en infinidad de ámbitos y de nuevas y diversas formas

¿Qué harías si quisieras saber cuándo se constituyó Google?

Evidentemente, lo buscarías en Google.

De lo que quizás no somos conscientes, sin embargo, es de que esto (buscar cosas en Google) es algo que llevamos haciendo veinte años. Solo veinte años. Eso da que pensar. ¿Qué hacíamos antes? Y no solo sin Google, sino sin todo lo que ahora damos por hecho y consideramos elemental.

¿Skype? ¿Informática en la nube? ¿Movilidad? Entonces nos eran desconocidos. Si no estábamos en la oficina ni en casa, no estábamos en ningún sitio donde se nos pudiera contactar.

Cómo han cambiado los tiempos. De hecho, con las novedades que ahora impulsan la flexibilidad, la agilidad y la escalabilidad de muchísimas maneras, la productividad está muy cerca de convertirse en un modo de vida para muchas personas. A continuación te mostramos solo ocho ejemplos:

 

  1. Bots de chat

Antes, la experiencia de los clientes se veía lastrada por enrevesados menús telefónicos y otras frustraciones asociadas a los centros de atención telefónica. Ahora, los bots de chat están teniendo una repercusión enorme. Responden a las preguntas más frecuentes, facilitan soporte técnico y realizan pedidos de productos y servicios, entre otras cosas.

 

  1. Personal conectado

Independientemente de dónde trabaje (desde casa, en los desplazamientos o marcando un número desde otro país), el personal está mejor conectado y equipado que nunca, no solo debido a la rapidez y la fiabilidad de las conexiones a Internet, sino también a una amplia gama de servicios en la nube.

 

  1. Gestión del tiempo

Las plataformas de productividad y colaboración están simplificando cada vez más procesos como la medición de objetivos, la gestión de proyectos y el control del tiempo, cuya administración solía provocar continuos quebraderos de cabeza.

 

  1. Mejores formas de comunicarse y colaborar

Ahora se utilizan muchas más herramientas de colaboración basadas en software y hardware. Gracias a ellas, todo el mundo dispone de la misma información en tiempo real, sea cual sea su función dentro de la empresa (de los principales accionistas a los equipos de ventas, o del departamento de contabilidad al de recursos humanos). Al reducir errores y retrasos, y aumentar la productividad y el margen de beneficio, esas herramientas están en pleno auge.

 

  1. Expertos disponibles al instante

La externalización y la contratación proporcionan a las empresas un medio para ampliar sus equipos y sus grupos de expertos (y, por tanto, su agilidad y rentabilidad) cuando sea necesario.

 

  1. Menos distracciones

Las redes sociales, la compra online y otras tentaciones siguen amenazando con distraer a los empleados, lo que explica la enorme popularidad de herramientas para mejorar la concentración como los temporizadores Pomodoro y los bloqueadores de sitios como SelfControl.

 

  1. Marketing multicanal y multimétrico

«Sé que el 50 % de mi publicidad funciona, pero no sé qué 50 %». Esto ya no sucede. En la actualidad, las reglas del juego han cambiado para siempre, y el marketing tecnológico pone a las empresas en contacto con el público al que necesitan llegar.

 

  1. IA: menos trabajo, más valor

Los bots de chat (de los que hablábamos en el punto 1), las aplicaciones de autoservicio, la automatización y la inteligencia artificial desempeñan un papel cada vez más destacado en casi todas las facetas del negocio. Ofrecen más rapidez y eficiencia, optimizan el trayecto del cliente y ayudan a las empresas a saber en qué deben centrarse sus expertos.

 

¿Podría alguno de estos aspectos generar una categoría de la que se hable dentro de veinte años, como ahora lo hacemos de Google? Quién sabe. Pero es muy probable.

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.