El auge de los asistentes virtuales

Thorsten Stremlau

24/04/2017

¿Todavía no hablas con tu PC? Thorsten Stremlau, de Lenovo, afirma que los asistentes virtuales controlados por voz son la tecnología que está en boca de todos. A continuación verás por qué tu empresa debería empezar a conversar con los ordenadores más pronto que tarde.

El año pasado se produjeron numerosos cambios en la forma en que interactuamos con los ordenadores. Hace doce meses, conceptos como Siri, Cortana y el asistente de Google empezaban a ganar aceptación entre los consumidores, pero seguían contemplándose con cierto recelo. Ahora vemos que la actitud ha cambiado por completo; la interacción por voz con un ordenador es algo con lo que muchas más corporaciones y usuarios finales se sienten cómodos; es más, la buscan activamente en la vida diaria. Esto abre todo tipo de oportunidades, no solo entre los consumidores, sino también en el mundo empresarial.

El altavoz Echo

Aunque Siri y Cortana allanaran el camino, uno de los dispositivos más innovadores fue el altavoz Amazon Echo, cuyo funcionamiento respalda la asistente personal Alexa. Sus “habilidades” lo dotan al Echo de todo tipo de capacidades. Por ejemplo, se puede desbloquear y arrancar un coche desde el interior de casa con solo hablar al altavoz, o hacer que lea el consumo energético, para evaluar si es hora de gastar menos para reducir el importe de las facturas.

Hay que adherirse a una determinada sintaxis, pero, por primera vez, contamos con un dispositivo capaz de responder a una interacción lingüística casi natural desde una perspectiva humana. Es tan avanzado que la inteligencia artificial (IA) entiende el contexto de la pregunta y ofrece la respuesta adecuada. Por ejemplo, pregúntele si necesita un paraguas hoy  y quizá le conteste que la probabilidad de lluvia es del 80 %. Pero pregúntele qué tiempo va a hacer y le dará un intervalo de temperatura, además de la probabilidad de precipitaciones.

El papel de Lenovo

En Lenovo estamos progresando en este ámbito. Hemos lanzado nuestra propia versión del Echo, denominada Lenovo Smart Assistant. Cuesta menos que el Echo y ofrece una calidad de audio mejor, con altavoces fabricados por Harman Kardon. Pero las prestaciones de Alexa son exactamente las mismas. Se vende muy bien, ya que mucha gente desea esa mejor calidad de audio.

También hemos anunciado un módulo Moto Mod de Amazon Echo para teléfonos Motorola. Es, en esencia, una versión de Echo Dot, el altavoz de Amazon más compacto y asequible que funcional con Alexa. Se acopla a la parte trasera del teléfono y permite utilizarlo con solo hablar, permitiendo acceder a todo el entorno de Amazon con solo pronunciar una frase mientras uno se desplaza. Además, dota al teléfono de ls prestaciones de un micrófono de gran alcance, ya que consiste en un conjunto de micrófonos muy complejo integrado en el Amazon Echo y en el Lenovo Smart Assistant. Es capaz de distinguir si el usuario está cerca o lejos de él, y filtra el ruido ambiental, como el tráfico o una radio que suene de fondo para seguir captando su voz.

Cuidar del negocio

Esta tecnología está orientada a los consumidores, pero también ofrece grandes ventajas a las empresas. Cortana en Windows 10 ofrece la posibilidad de dar órdenes más avanzadas, e incluso permite interactuar con Cortana cuando al dispositivo le queda poca batería. Así, el ordenador puede estar suspendido, pero se puede reanudar hablando con Cortana, quizá diciendo “buenos días” o dándole instrucciones.

Windows 10 es un entorno abierto, lo que ofrece a las empresas una enorme flexibilidad para hacer lo que necesiten. El marco Cortana Business Integration Framework permite utilizar Cortana con otros programas corporativos, como Office 365, los sistemas de gestión de la clientela y muchos más. Posibilita la optimización de Cortana para un entorno empresarial.

El futuro de esta tecnología es muy emocionante. A medida que la interacción se vuelva más intuitiva, se podrá llevar a cabo acciones como iniciar sesión en un PC con la voz, tomar o consultar notas o buscar en el contenido en varios dispositivos preguntando, por ejemplo: “¿Dónde está ese archivo que abrí en Starbucks la semana pasada?”. También permite buscar en Google o Bing, así como definir un recordatorio cuando se accede a un lugar concreto, como por ejemplo, “Recuérdame que escriba un email a Sara cuando llegue a la sala de conferencias H”.

Estos dispositivos hacen mucho más eficiente el espacio de trabajo. El único inconveniente es la privacidad. Actualmente escuchan continuamente todo lo que uno dice, un problema que tendrán que abordar tanto  las corporaciones que los utilizan como las que los venden. Tienen que informar claramente de qué es lo que se graba, lo que se guarda y cómo se accede a ello. Deben tranquilizar a los clientes de que la información confidencial de la empresa permanece segura mientras estas máquinas se encuentran a la escucha. Una vez que resuelvan esta cuestión, no habrá límite con respecto a dónde puede llegar esta tecnología.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.