¿Tiene su empresa una estrategia de movilidad actualizada?

Steve Evans

18/08/2017

Apúntese a los métodos de trabajo cada vez más flexibles de hoy asegurándose de que todo, desde el hardware y el software a los procesos, está listo para permitir el funcionamiento de una plantilla móvil.

El mundo empresarial apuesta cada vez más por las plantillas móviles. Para ello es esencial tener resueltos todos los elementos de la estrategia de movilidad de la empresa.

Consiga el equipamiento adecuado

Aunque parezca evidente, dotar a sus trabajadores del equipamiento adecuado es el primer paso para conseguir una plantilla más productiva. Tanto si la empresa suministra los dispositivos como si los propios trabajadores los escogen, lo importante es que permitan a los empleados ser flexibles y productivos.

Las empresas valoran cada vez más los dispositivos híbridos, como la Lenovo ThinkPad X1 Tablet, que es fundamentalmente un dispositivo móvil con la ventaja de poder acoplarse a un replicador de puertos gracias a su potente microproyector; y los convertibles, como el ThinkPad X1 Yoga que ofrece la máxima flexibilidad gracias a la combinación teclado-pantalla táctil. Ofrecen lo mejor de cada uno: un portátil para trabajar como en un PC, y una tableta (o su funcionalidad) para una experiencia inmejorable de informática móvil.

Colabore

Los trabajadores móviles a veces se sienten desconectados de la empresa, así que es importante garantizar que puedan ponerse en contacto con otros miembros del personal siempre que lo necesiten. En ocasiones el correo electrónico no es la mejor forma de hacerlo, por lo que vale la pena evaluar la posibilidad de emplear software de colaboración. Este puede incluir funciones de chat y mensajería, así como uso compartido de documentos y archivos, para ayudar a los empleados móviles a mantenerse en contacto con sus colegas y su trabajo.

Protéjase

Una mayor movilidad implica mayor riesgo. Los datos confidenciales ya no se almacenan en las oficinas, de modo que las empresas necesitan actualizar su infraestructura de seguridad para reducir los riesgos en la medida de lo posible.

La gestión de dispositivos móviles (MDM, por sus siglas en inglés) debe ofrecer funciones como cifrado y eliminación a distancia. Si sus trabajadores utilizan una VPN cuando usan una conexión pública, cualquier información confidencial con la que se esté trabajando contará con una capa más de seguridad. También es fundamental que la empresa mantenga normativas de protección de datos y dispositivos, y que todos los empleados las conozcan antes de empezar a trabajar de forma móvil.

Acceso

No sirve de nada permitir a los empleados que trabajen a distancia, sea desde su hogar o desde un lugar público, si no tienen acceso a las aplicaciones, documentos y datos que necesitan. Pero deben existir los procedimientos necesarios para que los empleados solo accedan a lo que necesiten. Si solo pueden acceder a ciertos archivos, carpetas, aplicaciones y demás cuando están en la oficina, la misma norma debe aplicarse a su trabajo a distancia.

Rumbo a la nube

Aprovechar el poder de la computación en la nube es fundamental para sacar el máximo partido a su plantilla móvil. El uso de aplicaciones en la nube reduce la necesidad de instalar aplicaciones en los dispositivos de los empleados. También supone que las actualizaciones, mejoras y parches se pueden llevar a cabo cuando sea necesario, sin que los usuarios tengan que preocuparse de actualizar sus dispositivos. Permite realmente trabajar en cualquier momento y lugar. Además, la computación en la nube también es beneficiosa para la colaboración; distintos empleados pueden acceder al mismo contenido almacenado en la nube y todos los cambios y actualizaciones de guardan y se sincronizan de inmediato. Obtener más información sobre las estrategias de movilidad con la primera entrega de nuestra serie de libros electrónicos: La oficina de cara a 2020: Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.