La revolución de la movilidad afecta a la estrategia empresarial

Lawrence Jones

06/06/2016

La revolución móvil transforma tanto la tecnología como los propios procedimientos empresariales. Menos de la mitad de los negocios tienen una estrategia de movilidad clara. ¿Por qué la necesitan?

El avance hacia lo móvil ha cambiado radicalmente el papel de la informática en las empresas. A medida que lo móvil se integra en su tejido y se vuelve fundamental para su rendimiento, el éxito de cualquier negocio exige una estrategia informática sólida y segura.

Sea por las aplicaciones o por la integración de software de terceros, la movilidad presenta desafíos nuevos y diferentes a los equipos informáticos. La mudanza a la informática móvil refleja en parte la confianza que ponen las empresas en la nube, pero también es probable es que se trate de una reacción natural a un hecho consumado: los dispositivos móviles son ya la opción más popular para el acceso a Internet y la navegación.

La movilidad ocasiona muchos problemas, que es necesario resolver en el consejo de administración, no en el cuarto de servidores. Analizamos cómo puede prosperar una empresa en este nuevo entorno interconectado.

La movilidad como factor crítico en la empresa

Hoy en día la tecnología móvil es un factor esencial que afecta a los objetivos de las empresas. ¿Qué significa esto exactamente?

“Las empresas con las que trabajamos están construyendo todo su modelo empresarial en torno a la informática móvil”, afirma Andy Farmer, director ejecutivo de MyOxygen, una empresa de desarrollo móvil con sede en el Reino Unido que crea aplicaciones para empresas y grandes organizaciones estatales. “Están integrando la movilidad en sus actividades hasta tal punto que es fundamental para su manera de trabajar”.

No se trata solo de empresas comerciales. “Creamos aplicaciones y plataformas digitales para clientes de una gran variedad de sectores, incluyendo los servicios sanitarios, el ministerio de defensa y el sector jurídico. Todos ellos consideran estos avances un aspecto clave de su actividad y admiten que el fracaso en este ámbito supondría un gran riesgo para su reputación y productividad”, añade Farmer.

Así pues, lo primero que hay que hacer para crear una estrategia de movilidad es darle la importancia que merece y reconocer que es un factor fundamental para el negocio.

Mantener la flexibilidad

Una estrategia de movilidad fuerte, con objetivos y resultados finales claros, es esencial. Sin embargo, dada la tasa de fracaso de las estrategias empresariales, que se estima en torno al 80 o 90%, la verdad es que muchas estrategias se limitan a representar las realidades actuales de la empresa y funcionan según la premisa de que todo va a seguir igual en el futuro. Pero donde hay tecnología, hay cambio.

Tanto la próxima generación de dispositivos ponibles como los cada vez más potentes teléfonos inteligentes tienen el potencial de romper con las estrategias actuales. A la hora de gestionar este entorno, las empresas podrían aprender de los desarrolladores y adoptar un enfoque más ágil.

Aunque no estén todavía preparadas para adoptar esta agilidad, las organizaciones deben crear estrategias lo suficientemente adaptables como para gestionar cualquier cambio en la demanda de productos o en las tendencias de uso sin dejar de prestar sus servicios y de captar clientes.

Inversión en seguridad

Las conexiones móviles, del mismo modo que crean oportunidades, dan lugar a riesgos. El crecimiento de los ataques con objetivo y el incremento de la atención mediática sobre los fallos de seguridad reflejan la importancia de esta.

“La seguridad tiene una importancia primordial, especialmente donde y cuando los sistemas interactúan unos con otros”, aclara Farmer. “Algunos sectores, como la sanidad y la defensa, por ejemplo, requieren un alto nivel de seguridad. Muchos no lo tienen”.

Cuando se insiste en el tema, Farmer se muestra tajante: “Es esencial garantizar la seguridad de todos los sistemas de la propia organización. Aún así hay que tener en cuenta que cualquier usuario del sistema puede exponerlo a riesgos, así que es necesario invertir en formación y desarrollo que los incluya y crear una cultura de seguridad en toda la organización”.

Los usuarios son testigos de la fusión que se está produciendo entre lo privado, lo personal y lo empresarial en sus dispositivos. El rumbo futuro de la informática empresarial tiene que ver cada vez menos con la gestión de la meta final, y cada vez más con la gestión de datos y la distribución de contenidos de manera segura. Crear una estrategia de movilidad segura y fiable es un tema prioritario para las empresas.

Alineación de la movilidad con los objetivos corporativos

La movilidad derriba las barreras interfuncionales, de forma que equipo informático tiene hoy una conexión clara con el departamento de marketing y con la experiencia de los clientes. Se trata de gestionar la movilidad como parte integral del negocio, lo que implica establecer objetivos claros y medibles dentro de los índices clave de rendimiento (KPI).

Las organizaciones tendrán que colaborar estrechamente con sus equipos informáticos para crear sistemas de medida que representen de manera realista en qué consiste el éxito. “Es probable que el equipo de gestión no comprenda por completo la movilidad, y el equipo informático no tiene por qué comprender la complejidad del mundo de los negocios, por lo que tendrán que colaborar entre sí”, indica Farmer.

Autorreflexión

Los cambios en la tecnología móvil suponen un reto para la cultura de los equipos informáticos. Hace una década nadie podría haber previsto la manera en la que los dispositivos móviles han cambiado nuestras vidas. Es una gran perturbación y no será la última.

Reconocer la importancia de la movilidad es el primer paso, pero no el único. Debe ser asumida completamente por la empresa, lo que implica crear procedimientos y controles además de cambiar la cultura de trabajo. Es un reto arduo, pero podría ser la diferencia entre un líder del mercado y un competidor más. Obtener más información sobre las estrategias de movilidad con la primera entrega de nuestra nueva serie de libros electrónicos – La oficina de cara a 2020: Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.