De estar sentados a estar de pie: la evolución de los oficinistas

Phil Muncaster

13/10/2017

Desde las mesas de trabajo con cinta de correr hasta las reuniones caminando, los oficinistas de hoy disponen de un gran abanico de opciones para dar variedad a sus vidas cotidianas. Con un dispositivo móvil y multitud de servicios en la nube a demanda, hoy es posible ser productivo por muy lejos que se esté de la mesa de trabajo.

En los últimos 20 años han ocurrido muchas cosas. Hubo un tiempo, no hace tanto, en que la típica mesa de oficina estaba cubierta de papeles, calculadoras, agendas, listas de teléfonos etc.

En la actualidad, los avances tecnológicos han quitado muchos trastos de en medio y aportado más productividad a las vidas de los oficinistas. Las maravillas de Internet, la computación en la nube y la tecnología móvil han extinguido prácticamente todos los objetos arriba mencionados a la vez que nos han abierto las puertas a la posibilidad de identificar nuevos e ingeniosos recursos que hacen más productiva, sana e incluso divertida nuestra jornada laboral.

Una infografía de Jive Software publicada recientemente capta perfectamente los pasos de gigante que hemos dado desde las oficinas de ayer a los entornos de trabajo modernos. La empresa predice incluso que los dispositivos ponibles, los cascos de realidad virtual, la transferencia superrápida de datos, la inteligencia artificial y la tecnología «Web 3.0» serán conceptos habituales en 2020.

La estación de trabajo

Todo empieza con el sitio en que trabajamos. ¿Alguna vez ha pensado en tirar por la ventana la silla y hacer ejercicio mientras trabaja? Los investigadores de las universidades de Loughborough y Leicester en el Reino Unido han comprobado que un estilo de vida sedentario aumenta las probabilidades de desarrollar hasta en un 112 %. Dos métodos prácticos para evitar unirse a esa terrible estadística son las mesas para trabajar de pie y mesas con cintas para correr. Se están popularizando cada vez más en algunas oficinas como método para quemar calorías mientras se trabajan los datos de las hojas de cálculo.

Los terminales compartidos y los espacios de trabajo comunitarios también están cambiando nuestra forma de interactuar con el entorno. Son una forma estupenda de conocer a los compañeros y a la larga pueden incluso ahorrar espacio (y dinero) a la empresa.

Escapar de la oficina

Y no todo hablamos de lo que ocurre dentro de la oficina. Las reuniones caminando están ganando popularidad y nos ayudan a quitarnos las telarañas y mantenernos en forma sin dejar de trabajar. El emprendedor Damien Clarkson tiene algunos consejos magníficos para ponerse en marcha, que incluyen fijar un límite de tiempo y utilizar el potencial de los dispositivos móviles para tomar notas.

También es posible llevarse el trabajo a una cafetería: cada vez hay más establecimientos que ofrecen puntos de carga y wifi gratis.

Nube + móvil

Evidentemente, todo esto no sería posible sin los enormes avances tecnológicos que hemos conseguido en la tecnología móvil y en la nube. El acceso a aplicaciones de productividad y trabajo en la nube por medio de dispositivos móviles potentes y multifuncionales han hecho más fácil y barata que nunca la posibilidad de llevarse puesto el trabajo, sea cual sea el empleo y en cualquier lugar.

Un ejemplo sensacional es el ThinkPad X1 Carbon de Lenovo: un ultrabook ultrafino, ligero y sólido para usuarios corporativos. Gracias a sus procesadores Intel Core i7, su batería de 11 horas autonomía y su rapidísima conectividad 4G LTE-A, trabajar lejos del despacho nunca ha sido tan sencillo. Por otro lado, la tableta ThinkPad X1 de Lenovo lleva la productividad a un nuevo nivel como portátil, tableta y proyector, todo en uno.

Sin duda hemos avanzado mucho desde la oficina del pasado. Equípese con el dispositivo móvil de su elección y atrévase con un cambio la próxima vez que vaya a trabajar. Obtenga más información sobre las estrategias de movilidad con la primera entrega de nuestra serie de libros electrónicos: La oficina de cara a 2020: Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.