El nuevo rumbo de los SLA da esperanza al sector de la computación en la nube

Unas nuevas directrices podrían ayudar a los proveedores de servicios de computación en la nube de la UE a estandarizar los SLA, haciendo que el almacenamiento de datos en la nube sea más rentable y seguro para las empresas. Sin embargo, no todos los expertos están de acuerdo en que lo que se necesita sean unas directrices para los SLA.

Si ha buscado un proveedor de servicios en la nube en alguna ocasión, sabrá que resulta difícil evaluar y comparar la disponibilidad, fiabilidad y seguridad declaradas para diferentes servicios.

La naturaleza global de la nube ha supuesto que los acuerdos de nivel de servicio (SLA) sean muy complejos. Los diversos proveedores emplean terminología diferente, establecen requisitos dispares y ofrecen productos y servicios diferenciados que requieren un acercamiento distinto a los SLA.

Pero aún hay esperanza.

El C-SIG propone un nuevo rumbo para los SLA

Se han presentado unas nuevas directrices sobre la Estrategia Europea de Computación en la Nube, relacionadas especialmente con los SLA, ante la Comisión Europea (CE) a finales de junio, con el objetivo de ayudar a las empresas a ahorrar costes y sacar el máximo provecho de los servicios de computación en la nube mediante la estandarización de los acuerdos.

La CE cree que las nuevas normativas también ayudarán a generar confianza en las soluciones innovadoras de computación y a que los ciudadanos de la UE ahorren dinero, lo cual puede suponer mayores ingresos para las empresas.

La vicepresidenta de la CE, Viviane Reding, ha afirmado que las directrices van en la misma línea que la reforma de protección de datos de la UE, cuyo objetivo es aumentar la confianza.

“Un mercado digital competitivo único necesita estándares exigentes de protección de datos”, declaraba recientemente. “Los consumidores de la UE y las pequeñas empresas quieren contar con términos contractuales seguros y justos. Estas nuevas directrices son un paso en la dirección correcta”.

No todos los expertos están de acuerdo

Sin embargo, el analista y fundador de Quocirca, Clive Longbottom, pone en duda el significado y la relevancia de un SLA en el ámbito de la nube.

“El C-SIG parece estar enfocando este asunto en función de la disponibilidad de la red, los niveles de seguridad y elementos similares: todos aquellos aspectos que pueden ser recogidos por escrito para permitir la comparación entre distintos proveedores de servicios en la nube”, enuncia.

“Sin embargo, la nube debería ser la precursora de un cambio profundo en el método de puesta en práctica y funcionamiento de la informática; una transición desde las aplicaciones monolíticas almacenadas en plataformas dinámicas, con múltiples inquilinos y flexibles a un entorno de aplicaciones más flexible, donde la aplicación se construya sobre la marcha a partir de funciones extraídas de una gama de entornos en la nube (y otros no ubicados en la nube)”.

Longbottom afirma que el tipo de SLA necesario en un entorno en la nube es uno en línea: desde un directorio de páginas amarillas o blancas, un responsable de aprovisionamiento de aplicaciones debe poder preguntar (en tiempo real) a un posible proveedor operativo sobre aspectos como:

  • ¿Qué periodo de latencia hay entre usted y yo?
  • ¿Cuántas transacciones por segundo puede gestionar?
  • ¿Ofrece soporte para estos niveles de seguridad?
  • ¿Cuenta con IPA para interactuar con este servicio perteneciente a un proveedor distinto?

“Estos aspectos requieren entonces métodos codificados y procedimentados de petición y respuesta a nivel técnico y ningún enfoque documental sobre los SLA puede abordar este tipo de requisitos”.

La normativa de los SLA debe adaptarse a los cambios de la industria

A pesar de que la nueva normativa de SLA impulsada por el C-SIG beneficia a las empresas sobre el papel al proporcionarles un servicio más fiable y la capacidad de escoger servicios que se ajusten a sus necesidades, puede que en el futuro sea necesario ampliarla para incluir una mayor variedad de requisitos de los proveedores de servicios en la nube y responder a un mayor número de preguntas que plantean los directores de tecnología cuando escogen los servicios que quieren contratar.

La nueva iniciativa de la CE es sin duda un paso en la dirección correcta para impulsar la acogida de los servicios en la nube y, junto con las demás normativas planificadas para el futuro, podemos esperar que se produzca un cambio en las empresas, que abandonarán el uso del hardware en favor de la nube.

¿Cuál ha sido su experiencia personal de búsqueda de proveedores de servicios en la nube? ¿Está de acuerdo con que la estandarización de los SLA es un paso en la dirección correcta?

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.