La tecnología digital como fundamento de la flexibilidad laboral

Phil Muncaster

01/06/2016

El número de trabajadores autónomos en el Reino Unido alcanzó el año pasado casi dos millones, lo que supone un aumento del 36% con respecto a 2008. Es hora de darse cuenta de que el crecimiento en este ámbito durante los últimos años se debe en parte a una reacción a las prácticas laborales inflexibles de los empleadores. ¿Cómo puede ayudarnos la tecnología digital a abordar este problema?

En la actualidad es cada vez menos probable que los empleados acepten el statu quo que hace cinco años. De hecho, desde 2014 tienen el derecho legal a solicitar flexibilidad laboral. Los empleadores pueden rechazar estas solicitudes por motivos empresariales, pero hacerlo sería soslayar el problema.

El desarrollo de nuevas estrategias para conciliar la vida personal y profesional no solo afecta a los empleados. También ayuda a aumentar la productividad de la empresa. Una plantilla más feliz, sana y motivada, por su parte, mejora las relaciones con los clientes y, definitivamente, la facturación.

A continuación explicamos cómo se puede aprovechar la digitalización para avanzar en este sentido.

1) Evaluar la estrategia actual

El primer paso siempre debe ser comprobar con qué elementos se cuenta en la actualidad: lo que funciona y lo que no. Procure obtener las críticas y comentarios de los empleados y no se ofenda por las respuestas: si en esta etapa no hay sinceridad, no se conseguirá nada.

2) Identificar objetivos

¿Qué quiere obtener con este nuevo programa? Hay muchos modelos diferentes para flexibilizar el trabajo: desde el reparto de tareas, las horas anualizadas o los turnos, hasta los horarios flexibles, el trabajo desde casa o durante los viajes, los terminales compartidos y mucho más. ¿Quiere conseguir un repunte cuantificable de la productividad o más bien una reducción del absentismo? La identificación de estos objetivos facilitará mucho la evaluación del éxito o fracaso de la iniciativa.

3) Hora de comenzar

Esta parte es muy importante y todo el proceso debe girar en torno a la transformación digital. Entre los elementos clave que hay que tener en cuenta al desarrollar la estrategia están las aplicaciones de gestión del volumen de trabajo que ayudan al personal a trabajar mejor y con más eficacia. Esto implica, además, que los empleados no pierden ni un ápice de productividad mientras están fuera de la oficina, siempre que hayan iniciado sesión en los mismos sistemas basados en la nube. También permite al departamento de recursos humanos examinar los patrones de trabajo de la plantilla.

Las herramientas de automatización del proceso también pueden mejorar la eficacia y reducir los costes a medida que se avanza hacia prácticas laborales más flexibles, con lo que se libera a los empleados para concentrarse en tareas más importantes.

Pero quizá lo fundamental es asegurar que la plantilla cuenta con las herramientas necesarias para realizar su trabajo esté donde esté. Entre ellas está el acceso a dispositivos móviles para las llamadas telefónicas e Internet, una cuenta de correo electrónico y acceso a cualquier aplicación web relevante para la empresa. Tómese el tiempo necesario para averiguar los requisitos de sus empleados antes de seleccionar el dispositivo y piense en emplear una plataforma de gestión de dispositivos móviles para garantizar que se utilizan con seguridad e integridad.

4) Revisión y supervisión

Invite a la plantilla a implicarse en las nuevas iniciativas de trabajo flexible e infórmeles de las ventajas. Asimismo, es necesario supervisar el progreso de cualquier política nueva. ACAS recomienda hacerlo a través de las críticas y comentarios de los empleados y controlar también los niveles de asistencia, el compromiso del personal y la adopción del trabajo flexible.

Estamos cambiando de época. Aunque su plantilla actual acepte a regañadientes la jornada habitual de ocho horas, la próxima generación estará menos dispuesta a hacerlo. La inversión en nuevas herramientas y en la mejora de la flexibilidad entre la vida personal y profesional mantendrá encarrilada su empresa y atraerá a los mejores profesionales recién salidos de la facultad. Si desea saber cómo mantener su competitividad, consulte nuestra serie de libros electrónicos online en los que describimos los retos y las oportunidades a los que se enfrentan las organizaciones en el siglo XXI.

 

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.