Cómo conseguir una ventaja competitiva con las tecnologías digitales

Joe Svetlik

13/09/2016

Numerosas empresas todavía no utilizan tecnologías digitales en su entorno laboral, un dato sorprendente si tenemos en cuenta que dichas tecnologías ayudan a aumentar la productividad de las compañías y facilitan la vida a los empleados. Si se pregunta cómo, siga leyendo.

Un estudio reciente de Cisco y el Institute of Cultural Capital explica que se está produciendo un choque de cultura digital. Según su informe, un 29 % de las empresas del Reino Unido todavía no emplea tecnologías digitales en el lugar de trabajo, un dato verdaderamente sorprendente. Y eso que el 67 % de los empleados afirma que la tecnología digital ha influido de forma positiva en su forma de trabajar. Un estudio realizado por Accenture el año pasado reveló que el 57 % de los trabajadores europeos opina que las nuevas tecnologías digitales mejorarán su experiencia de trabajo.

Lo que es bueno para los empleados es bueno para la empresa. Adoptar la cultura digital significa que la empresa obtendrá una ventaja con respecto a sus competidores aumentando la productividad, los beneficios y la innovación. Y, lo que es más importante, también ayudará a prestar un mejor servicio a sus clientes.

Adoptar la cultura digital

Una de las principales ventajas de la tecnología digital es la capacidad de acceder a datos y aplicaciones desde cualquier lugar gracias a una arquitectura segura en la nube. Gracias a ella, los empleados pueden trabajar durante los desplazamientos desplazan y hasta en sus hogares, y no solo en la oficina. Y todo con garantía de seguridad, sabiendo que los datos de la empresa son inaccesibles a extraños.

Para trabajar desde cualquier lugar es necesario un dispositivo que esté a la altura de las circunstancias. La tableta ThinkPad X1 de Lenovo hace mucho más que sus competidoras. Su diseño modular permite transformarla en proyector, una prestación idónea para las presentaciones de empresa. Además, la pantalla también se puede separar del teclado, por lo que se puede usar como tableta o como ordenador portátil en función de las necesidades.

El ThinkPad X1 Yoga es más flexible todavía. Aunque no tiene función de proyector, puede utilizarse con cuatro configuraciones diferentes tanto en el modo tableta como en el modo portátil, lo que permite al usuario elegir la opción que mejor se adapte a sus requisitos.

Por su parte, el Yoga 900 es el ordenador convertible Core i más delgado del mundo y tiene el mismo diseño de bisagra que el ThinkPad X1 Yoga, lo que lo hace el equipo empresarial óptimo para desplazamientos.

Por último, el Ideapad Miix 720 es una máquina de combate que aguantará todo lo que le depare la jornada laboral. También hace doblete como tableta o portátil y ofrece la combinación perfecta de seguridad y flexibilidad.

Adoptar la cultura y la tecnología digitales es una fórmula para mejorar los negocios con garantía de éxito. Con estos dispositivos su plantilla estará más conectada que nunca y conseguirá la ventaja competitiva que necesita su empresa en el mundo corporativo actual.

Si desea saber cómo mantener su competitividad, consulte nuestra serie de libros electrónicos online en los que describimos los retos y las oportunidades a los que se enfrentan las organizaciones en el siglo XXI.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.