Por qué se caen las redes y cómo evitarlo

Phil Muncaster

26/07/2017

Una red WAN corporativa es el eje central de la empresa, un eslabón vital de su infraestructura informática que es esencial para mantenerla en funcionamiento. Por desgracia, a medida que los sistemas se vuelven más complejos, que el equipamiento envejece y los equipos de TIC disponen de menos recursos, cada vez es más habitual que produzcan fallos. Así pues, ¿qué es lo que causa estas interrupciones y cómo pueden los responsables de TIC mitigar los riesgos eficazmente?

Tiempo de inactividad: un término que hace temblar a los responsable de TIC. Las interrupciones de la red son la principal causa de las caídas de los sistemas informáticos. Piénselo: aunque las aplicaciones, servidores y dispositivos funcionen perfectamente, sin una red a través de la cual comunicarse, los sistemas sufren grandes deficiencias.

Se calcula que el 89 por ciento de las empresas registró por lo menos un corte no planificado en 2016, mientras que el 69 por ciento sufrió dos o más.

Costes elevados

Los costes directos de las caídas de redes van desde la pérdida de productividad de los empleados y las posibles multas, hasta el coste de cualquier investigación informática resultante. También tiene un impacto directo en los beneficios el posible perjuicio a la reputación de la empresa, incluido el abandono de los clientes y la bajada del precio de las acciones.

El reciente incidente en la infraestructura informática de British Airways es un ejemplo de las repercusiones potencialmente catastróficas de una simple caída de la red. Se sospecha que una subida de tensión en un centro de datos en Gran Bretaña dañó los servidores, lo que tuvo un efecto en cadena desastroso que interrumpió los servicios de facturación y otras operaciones. Los aviones se quedaron en tierra, decenas de miles de personas se vieron afectadas durante varios días y puede que este incidente haya costado a la aerolínea hasta 80 millones de libras esterlinas, o cerca de 90 millones de euros, en ingresos perdidos, compensación a pasajeros y otros costes.

Todos los incidentes son distintos, pero IHS estima que en EE.UU. las caídas de los sistemas informáticos cuestan un millón de dólares al año a las empresas de tamaño medio y más de 60 millones a las grandes. IDC señala que el tiempo de inactividad no planificado, posiblemente como consecuencia de caídas de la red, cuesta a las empresas de la lista Fortune 1000 hasta 2500 millones de dólares al año. Por otro lado, Ivan Landen, fundador de Blue Wireless, calcula que los costes relacionados con la inactividad de las redes oscilan «entre 500 dólares por hora cuando solo se quedan inactivas unas cuantas personas y 100.000 dólares por hora cuando la caída afecta a la logística de la empresa, las transacciones de los clientes, etc».

Principales causas de las caídas de la red

¿Cuáles son las principales causas detrás de la típica caída de la red? Se clasifican en varias categorías elementales:

1. Error humano: Se rumorea que fue una de las causas del fallo informático BA. Las redes son sistemas complejos en las que, si muchos de los procesos son manuales, pueden producirse errores de configuración entre otros.

2. Fallo eléctrico: Supuestamente fue el principal culpable del infortunio de BA y puede producirse como resultado de fenómenos meteorológicos, como los rayos, o problemas con ventiladores, condensadores, circuitos de control y componentes de alimentación.

3. Seguridad: Si no se instalan parches de software y firmware debidamente, se pueden producir cortes de red; además, están aumentando los ataques de denegación de servicio (DDoS), cuyo fin es sobrecargar los conductos y desconectar organizaciones enteras del Internet.

4. Hardware: Probablemente sea la principal causa de los problemas en las redes, y empeorará a medida que envejecen los equipos .

5. Eslabones débiles: La infraestructura fija está expuesta a daños físicos que pueden derivar en cortes y congestión.

Cómo mitigar el riesgo de caída de la red

Ahora que comprendemos las principales causas del tiempo de inactividad de las redes, ¿cómo pueden mitigar el riesgo los responsables de TIC para mantener los sistemas vitales siempre en funcionamiento? Es necesario invertir en ciertas áreas, entre ellas las siguientes:

  • Servicio de mitigación de ataques
  • Servicio de reserva para fallos, con conexión inalámbrica (3/4G) en caso de fallos en infraestructuras fijas.
  • Supervisión de la red para detectar los primeros indicios de fallo.
  • Revisiones de cualquier cambio en la red.
  • Cambio a redes definidas por software (SDN) para facilitar la gestión de la red y reducir los errores manuales.

Al final, la estrategia adecuada dependerá en gran medida de la organización, su presupuesto y sus recursos. Pero dado el gran impacto de estas interrupciones en las finanzas y en la reputación de las empresas, los responsables de TIC deben tratar cualquier problema sin demora y antes de que pueda agravarse.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.