Las ventajas de usar cadenas de bloques en la empresa

Darren Baguley

05/10/2017

Aunque aún no sabemos si las criptomonedas (Bitcoin, Ethereum…) suplantarán a las reales, su tecnología (las cadenas de bloques) está aquí para quedarse.

Cualquiera que haya tenido acceso a un equipo informático en los últimos 10 años ha oído hablar de las criptomonedas Bitcoin o Ethereum, su competidor más reciente. Sin embargo, hay muchas dudas en torno a si estas divisas, o sus sucesoras, sustituirán a las monedas nacionales como el euro o el dólar.

¿Qué son las cadenas de bloques?

No cabe duda de que las cadenas de bloques, la infraestructura subyacente de esas monedas, cambiarán la forma de hacer negocios en todo el mundo. En pocas palabras, las cadenas de bloques son un libro de contabilidad electrónico y público que puede compartirse entre un grupo de usuarios diversos. Las cadenas de bloques crean un registro inmutable de cada transacción, que recibe un sello temporal y se vincula con el registro anterior, de ahí su nombre. Dado que cada registro digital imborrable (denominado bloque) solo puede actualizarse mediante el consenso de los usuarios, las cadenas de bloques suponen un registro con un alto nivel de seguridad de cada una de las transacciones del sistema.

Las cadenas de bloques: una prioridad para los altos ejecutivos

Una encuesta anónima online de Deloitte se dirigió a 308 altos ejecutivos de organizaciones con más de 500 millones de dólares de ingresos anuales. Estos ejecutivos afirmaron que conocían las cadenas de bloques, y muchos de ellos declararon que se encuentran entre las principales prioridades de su empresa.

Una pequeña mayoría (37%) afirma que el principal motivo de su entusiasmo son las características de seguridad de las cadenas de bloques. Por otro lado, el 36% cree que mejorarán las operaciones de sus sistemas, ya sea mediante la reducción de costes, el aumento de la velocidad o ambos. El 24% restante cree que la tecnología podría habilitar nuevos modelos empresariales y nuevas fuentes de ingresos.

Dado que las cadenas de bloques son prácticamente imposibles de jaquear, no resulta sorprendente que los servicios financieros y los sectores sanitarios estén a la vanguardia de la adopción de esta tecnología. Las empresas logísticas y del sector de la energía no les van a la zaga. Esta tecnología tiene un potencial inmenso para cambiar nuestra sociedad por completo.

Contratos inteligentes

La idea de los contratos inteligentes (un programa informático que ejecuta automáticamente un contrato cuando se cumplan las condiciones necesarias) ha estado rondando desde 1993, pero poco a poco las cadenas de bloques están haciendo este concepto realidad. Empieza a estar tan próximo que IBM, AIG y Standard Chartered Bank han anunciado recientemente un proyecto piloto para dinamizar uno de los instrumentos financieros más complejos de los que se suelen usar hoy en día: una póliza de seguros internacional.

El trío redactó un contrato inteligente consistente en una póliza maestra en el Reino Unido que abarcaba pólizas de seguros en EE. UU., Kenia y Singapur. Todas las partes implicadas en el contrato, incluidos los auditores, reguladores y agentes, tienen acceso en tiempo real a los datos y la documentación de la póliza. Además, dado que está almacenada en la cadena de bloques, hay una única versión de la información a la que tienen acceso todas las partes: ninguna de ellas puede realizar cambios sin el consentimiento de los demás.

Para plasmar todo esto en términos reales, un informe de Accenture ha revelado que, de los 10 mayores bancos de inversión del mundo, ocho podrían reducir sus costes de infraestructura en una media del 30% si adoptan la tecnología de las cadenas de bloques.

El fin de las comisiones por transacción

Seas una empresa o un particular, al realizar una transacción en un banco o con otro intermediario como eBay, casi siempre se te cobra comisión. Las empresas tendrían la oportunidad de reducirlas o eliminarlas.

Un ejemplo es la startup de pagos B2B Veem, que usa la tecnología de cadena de bloques para ofrecer transferencias de fondos gratuitas a pymes. Para particulares, OpenBazaar, una aplicación de comercio electrónico entre pares que se basa en la cadena de bloques de Bitcoin, permite comprar en cualquier comercio del mundo sin intermediarios.

Intercambio seguro de datos de pacientes

No hay ningún país desarrollado del mundo que no esté trabajando en la implementación de un sistema de historiales sanitarios electrónicos y no tenga que enfrentarse a la cuestión crítica de cómo transmitir información médica confidencial sin poner en riesgo la privacidad del paciente. El MIT Media Lab y Beth Israel Deaconess Medical Center dan una respuesta esperanzadora a esta cuestión en su estudio analítico A Case Study for Blockchain in Healthcare (Estudio práctico sobre el uso de las cadenas de bloques en el ámbito sanitario).

La creación de microrredes energéticas

En la mayoría de países, los propietarios de techos con paneles solares están a merced de sus proveedores de energía, que normalmente ofrecen tarifas únicas no negociables para la venta de energía. Las cadenas de bloques podrían abrir las puertas a las microrredes, una forma de generación de energía distribuida que funciona independientemente de la red energética centralizada tradicional. Se ha creado un programa piloto en la zona de Park Slope en Brooklyn, Nueva York. El sistema, compuesto por paneles solares y sistemas de almacenamiento y control, usa las cadenas de bloques para registrar todas las transacciones e informar al proveedor local, independientemente de si el sistema consume potencia de la red principal o la está suministrando.

Uno de los principales obstáculos que encuentra la transformación digital total de la economía mundial es la seguridad. Los participantes en una transacción han de contar con la seguridad de que pueden confiar los unos en los otros y con la certeza de que todo el mundo es quien dice ser. La tecnología de las cadenas de bloques promete reducir el riesgo en torno a las transacciones financieras y podría ser la última pieza del rompecabezas digital.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.