La voz de la máquina

Roger Laing

21/05/2019

¿Tus trabajadores prefieren hablar con un asistente digital que con sus propios compañeros? Gracias al papel fundamental de Cortana en Windows 10, todo el mundo tiene ya un compañero digital personal. Pero ¿sirven Cortana, Alexa, el Asistente de Google y similares para algo más que para realizar búsquedas por voz? Descubre todo lo que se necesita para que estén listos para el mundo laboral y prepara tu oficina inteligente para satisfacer las exigencias de la voz de la máquina.

Para los negocios, la voz está suponiendo una innovación similar a la que supuso el teléfono en su época. ¿Crees que exagero? Pues bien, The New York Times ha definido a la informática conversacional, como algunos la llaman, como una de las cinco tecnologías destinadas a cambiar nuestras vidas para siempre1.

Ya ha conquistado los hogares. Es difícil resistirse a la sencillez y la comodidad de tener un asistente dispuesto a poner música, regular la intensidad de la luz, pedir una pizza o resolver una discusión sin rechistar.

Estudios recientes demuestran que casi la mitad de los adultos de EE. UU. (el 46 %) utilizan aplicaciones activadas por voz (como Alexa y Google Home) con teléfonos inteligentes, tabletas y otros dispositivos2. Más de un tercio (el 35 %) están interesados en adoptar la tecnología de altavoces inteligentes en el lugar de trabajo3.

 

De charla con HAL

Los asistentes digitales de tu ordenador, como Cortana, de Windows 10, ya reconocen los comandos por voz. Entienden muy bien las palabras individuales y pueden mantener una especie de diálogo rudimentario.

No parece que la tecnología vaya a tardar mucho en entender nuestro lenguaje natural y en ser capaz de iniciar una conversación bidireccional comprensible, como hacía el ordenador HAL en la película 2001: Una odisea del espacio.

La start-up Replika (replika.ai) ya ha demostrado su potencial. Ha creado un chatbot inteligente que es una especie de confidente personal. El «compañero artificialmente inteligente que se preocupa» utiliza la inteligencia artificial para escuchar tus problemas personales y aprender más sobre ti con el objetivo de poder mantener una conversación que te ayude.

Los usuarios tienen aprecio por sus compañeros digitales. No hay más que ver reseñas en las que comentan lo humano que es su amigo virtual, hasta el punto de que alguien comentaba: «Creo que nunca sería capaz de borrar la aplicación, ¡sería como matarlo [avatar]!».

 

 Hazte oír

Hoy en día, ya podemos controlar por voz gran parte de las tareas que realizamos en el ordenador. El audio ha reemplazado al control táctil.

Cortana, el asistente de voz digital de Windows, se llama como el personaje de IA de la serie de juegos Halo de Microsoft. Funciona como cualquier asistente digital: cuanto más lo utilices, más personalizada será la experiencia.

Además, acceder al servicio es muy fácil. Por ejemplo, con Cortana Premium en el ThinkPad X1 Carbon de Lenovo puedes dar instrucciones desde una distancia de hasta 4 metros. El micrófono integrado de 360 grados y de largo alcance se asegura de que Cortana te oiga.

Usar la voz es una manera rápida y sencilla de trabajar de forma más productiva, buscar archivos, programar eventos e incluso poner el sistema en modo de espera para mejorar el rendimiento de la batería.

Al principio, Cortana formaba parte de la búsqueda en Windows 10. Pero ahora se está convirtiendo en un servicio separado y dispone de su propio icono en el escritorio para que puedas iniciarlo aparte.

De este modo, Microsoft puede mejorar las características que ofrece Cortana, independientemente de la función de búsqueda. Concretamente, ofrece la posibilidad de que cualquier usuario con acceso al PC o portátil pueda utilizar Cortana como asistente digital, de modo que más de una persona pueda acceder a sus contenidos y datos tan solo con su voz.

 

Equipo de asistentes digitales

Como sucede en la vida real, los asistentes digitales también se están aliando. Cortana está entablando amistad con Alexa de Amazon y con el Asistente de Google.

Cortana ya no es solo un asistente independiente, sino que, como ha demostrado Microsoft, puede utilizarse con un altavoz inteligente con Alexa para proporcionar información acerca de los servicios Microsoft 365 Cloud.

Tanto Amazon como Google están adaptando sus asistentes digitales al entorno empresarial, para ayudarte a trabajar de una forma más rápida y eficiente.

Alexa for Business permite a los trabajadores reservar salas de reuniones e iniciar teleconferencias mediante la voz. También pueden utilizar su voz para conectarse a las aplicaciones de la empresa (como Exchange o Salesforce, entre muchas otras) tanto desde la oficina como desde cualquier otro lugar.

Del mismo modo, Google está listo para fomentar la productividad en el lugar de trabajo mediante el Asistente de Google para empresas. Habla con tu altavoz o pantalla inteligentes (altavoz con pantalla conectada) para agilizar tu jornada laboral, ya sea haciendo llamadas o videollamadas, controlando tu agenda, tomando notas, configurando recordatorios o incluso activando un sonido de fondo para contrarrestar a ese compañero ruidoso.

A medida que su uso se extienda en el lugar de trabajo, las marcas podrán crear nuevas acciones para el Asistente de Google, de la misma manera en la que empresas como Uber y Kayak ya lo han hecho posible para los consumidores.

En resumen, la informática conversacional sigue avanzando, así que es hora de poner a tu asistente digital manos a la obra.

 

 

1 Five Technologies That Will Rock Your World (en inglés), The New York Times, noviembre de 2017 https://www.nytimes.com/2017/11/13/business/dealbook/five-technologies-that-will-rock-your-world.html

2 Centro de Investigaciones Pew, https://www.pewresearch.org/fact-tank/2017/12/12/nearly-half-of-americans-use-digital-voice-assistants-mostly-on-their-smartphones/, diciembre de 2017

3 Smart Audio Report, 2017, Edison Research http://nationalpublicmedia.com/wp-content/uploads/2018/01/The-Smart-Audio-Report-from-NPR-and-Edison-Research-Fall-Winter-2017.pdf

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.