¿Necesito un servidor de cuatro zócalos?

Randall Lundin

09/11/2015

En la actualidad, el 80 % de los ingresos por servidores de rack x86 de todo el mundo procede de las ventas de servidores de uno o dos zócalos. Entonces, ¿por qué necesita un servidor de cuatro zócalos? Vamos a echar un vistazo.

La combinación de múltiples servidores pequeños en un número menor de servidores de cuatro zócalos (como el Lenovo x3850 X6) ofrece capacidades de servidor adicionales y beneficios de aplicación, a la vez que supone un ahorro real.

Las ventajas del escalamiento vertical a servidores de cuatro zócalos pueden resumirse en tres categorías: capacidades del servidor, aplicaciones empresariales y beneficios de combinación.

Capacidades del servidor

  • Memoria: El Lenovo x3850 X6 tiene cuatro veces más capacidad de memoria que los servidores de dos zócalos. El x3850 X6 proporciona la cantidad de memoria necesaria para ejecutar máquinas virtuales grandes y operar con bases de datos en memoria.
  • Rendimiento: El x3850 X6 ofrece más del doble de rendimiento informático que los servidores de dos zócalos.
  • Agilidad: El x3850 X6 garantiza una agilidad nunca vista en los servidores de dos zócalos. Es posible añadir, modificar o actualizar los componentes de almacenamiento, computación y E/S fácilmente con componentes “libro” modulares X6.
  • E/S mejorada: El x3850 X6 ofrece hasta 11 ranuras de expansión PCIe, en comparación con más de las siete u ocho que ofrecen la mayoría de sistemas de dos zócalos.
  • RAS avanzado: El x3850 X6 tiene capacidades de fiabilidad, disponibilidad y utilidad avanzadas (RAS, por sus siglas en inglés), que no están disponibles en los servidores de dos zócalos. Las aplicaciones fundamentales para la misión de la empresa exigen el máximo nivel disponible de RAS.

Aplicaciones empresariales

Varios tipos de aplicaciones y cargas de trabajo se adaptan mejor a los servidores con escalamiento vertical de cuatro zócalos que a las instalaciones con escalamiento horizontal, con servidores más pequeños. Entre los factores que llevan a tomar la decisión de escalar en vertical en lugar de en horizontal se incluyen los requisitos de procesamiento y memoria, el número de usuarios finales, el coste de escalamiento y los gastos administrativos. A continuación figuran algunos ejemplos:

  • Bases de datos de Oracle: Aunque los productos de software para bases de datos de Oracle admiten tanto la informática resultante de escalamientos verticales como horizontales, la instalación de bases de datos de Oracle en servidores con escalamiento vertical supone ciertos beneficios, entre los que se incluye una simplificación de la gestión del servidor, menores costes de licencia de los servidores y menores costes operativos relacionados con el tiempo y la gestión del personal informático.
  • SAP HANA: SAP HANA es una solución integrada que combina software y hardware, a la que a menudo se hace referencia simplemente como HANA. La solución comprende la base de datos SAP HANA y además los componentes necesarios para administrar, trabajar y operar con la base de datos. SAP HANA, casi por definición, supone una instalación con escalamiento vertical.
  • Aplicaciones SAP: SAP se instala normalmente en una arquitectura de tres niveles, y no se puede modificar la dimensión de la capa de base de datos simplemente añadiendo servidores. El escalamiento adecuado para poder afrontar grandes cargas de bases de datos exige la instalación en un hardware apropiado para albergar tanto las aplicaciones SAP como sus bases de datos asociadas. Una instalación con escalamiento vertical puede servir también para combinar varias instancias de SAP que se encuentren repartidas por la organización en un número menor de servidores de cuatro u ocho zócalos.
  • Microsoft SQL Server: El SQL Server ha sido diseñado por Microsoft para procesos de escalamiento vertical, más que de escalamiento horizontal, en un escenario de instancia única. A pesar de que admite muchas características de alta disponibilidad como la agrupación en clústeres, una única base de datos de SQL Server no está diseñada para su uso en varias plataformas de servidor como una única instancia virtual. Esto implica que la modificación de la dimensión se consigue mejor mediante la mejora del hardware subyacente en el que se ejecuta la base de datos, en lugar de mediante la adición de instancias en servidores separados.
  • Microsoft Exchange: Tradicionalmente, muchos clientes han añadido servidores para aumentar la capacidad. Este enfoque tuvo como consecuencia un crecimiento incontrolable del número de servidores y una gestión poco eficiente y que requería mucho tiempo de los sistemas de Microsoft Exchange. Hoy en día, los despliegues polivalentes combinan las funciones de Mailbox, transporte de puente y de servidor de acceso de clientes (CAS) en un único servidor ubicado en una localización particular de prestación del servicio.
  • Aplicaciones particulares de la empresa Las aplicaciones propias de la empresa, muchas de las cuales son aplicaciones heredadas que se ejecutan en un hardware centralizado cada vez más obsoleto, se encargan de muchas cargas de trabajo fundamentales para las empresas hoy en día. A medida que crece la exigencia sobre estas aplicaciones, el hardware que les da soporte no siempre consigue seguir el ritmo. Entre las ventajas del escalamiento vertical se incluye la oportunidad de añadir cargas de trabajo en servidores estándar de cuatro zócalos con Microsoft Windows o Linux, en lugar de sistemas operativos que ya han llegado al fin de su vida útil.

Beneficios de la combinación

Mediante una combinación cuyo resultado es un número menor de servidores X6 más potentes, se pueden lograr beneficios empresariales reales que se traducen en una reducción de los costes operativos, menor gasto energético y de refrigeración y reducción de la partida dedicada a la licencia del software. Se puede mejorar el uso y el rendimiento de las aplicaciones y aumentar la vida útil del centro de datos.

Mediante la combinación de cargas de trabajo de los servidores x86 con escalación horizontal en los servidores X6 escalados verticalmente se puede llegar a ahorrar en varias categorías. Sin la combinación, los costes aumentarán, ya que se requerirá un mayor número de servidores separados físicamente para poder afrontar las cargas de trabajo y dar soporte a todos los usuarios finales que accedan a los mismos. Los tipos de ahorro que supone la combinación aparecen en una lista a continuación.

  • Reducción de los costes de licencia de software: Un factor principal a favor de la combinación en sistemas con escalamiento vertical es la reducción en el número de instancias necesarias del software requerido, como las licencias de sistemas operativos y las licencias de terceros. Dado que los principales paquetes de software tienen una licencia por procesador o por núcleo, la disminución del número de sistemas puede reducir sustancialmente los costes anuales de software.
  • Mejora en la productividad de la plantilla informática: El uso de servidores con escalamiento vertical reduce el número total de procesadores y servidores gestionados. Ante un menor número de servidores físicos que mantener, los administradores de servidores se ven liberados y pueden centrarse en tareas de mayor valor añadido y expandir las aplicaciones de automatización de procesos sin resultar en un aumento de los gastos generales.
  • Disminución del consumo energético: Muchas empresas, con su atención puesta en el calentamiento global y la fluctuación en el precio de la energía, se plantean como objetivo la reducción del consumo de energía en los centros de datos. La reducción del impacto de los servidores al pasar a un menor número de sistemas más modernos puede disminuir intensamente las exigencias energéticas y la factura de la luz de una empresa.
  • Aumento del uso de los recursos (CPU, memoria y red): La conjunción de cargas de trabajo en servidores con escalamiento vertical, en lugar de ocuparse de ellas en hardware dedicado, mejora el uso de los valiosos recursos informáticos.
  • Reducción en los costes del hardware del servidor: En muchos casos, la sustitución de varios servidores de dos zócalos por servidores X6 de cuatro y ocho zócalos, mucho más potentes, redunda en la reducción del precio de compra inicial del hardware. De este modo la empresa recibe el beneficio inmediato de reducir el hardware para servidores, y también ahorra en los costes relacionados con las adquisiciones de hardware aplazadas al futuro.
  • Reducción en las pérdidas de productividad del usuario final: Los servidores X6 con escalamiento vertical y capacidades RAS fundamentales para la misión de la empresa pueden provocar una reducción mayor en el tiempo de inactividad no deseado que los servidores con escalamiento horizontal. Un menor tiempo de inactividad se traduce en una mejor productividad del usuario, menores pérdidas de tiempo y menos tiempo de recuperación de la línea de asistencia informática y del servicio de soporte (productividad informática).
  • Rendimiento mejorado: Los productos de servidores X6 con escalamiento vertical son más apropiados para las cargas de trabajo más exigentes porque cuentan con más núcleos y estos son más rápidos, lo que les permite encargarse de la carga de trabajo más rápido y con más eficiencia que nunca.
  • Instalación de aplicaciones acelerada: Con servidores X6, virtualizados y con escalamiento vertical, se pueden acelerar las iniciativas de instalación de nuevas aplicaciones. Proyectos para los que antes eran necesarias semanas hasta que se completaba la medición, adquisición, instalación y configuración, están listos en solo horas gracias a los nuevos recursos de servidores. Al desemparejar los requisitos específicos de las aplicaciones de los servidores físicos, los clientes pueden establecer y volver a configurar los entornos de aplicación mucho más rápido y aprovechar mejor el uso de los recursos informáticos.
  • Extensión de la vida útil de los centros de datos: La reducción del número de servidores físicos alivia la presión sobre la capacidad de los centros de datos y permite aplazar los costosos procesos de establecimiento de nuevos centros.

A medida que aumenta la exigencia sobre el rendimiento de la carga de trabajo y los requisitos de memoria y las necesidades de escalamiento se disparan, la presencia de servidores de cuatro zócalos con escalamiento vertical se hace más imprescindible que nunca. Al mismo tiempo, la necesidad de reducir costes impulsa la combinación en servidores de cuatro zócalos. El Lenovo x3850 X6 destaca en la combinación de alto rendimiento y mediante escalamiento vertical de aquellas cargas de trabajo fundamentales para las empresas.

Para obtener más información, consulte los datos del System x3850 X6 y el System x3950 X6.

Este artículo se publicó por primera vez en blog.lenovo.com

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.