La computación de alto rendimiento sustenta el entorno informático

Rick Koopman

15/06/2016

Rick Koopman, director técnico de HPC e hiperescala para EMEA, habla de los planes de Lenovo para el congreso ISC High Performance, que tendrá lugar entre el 19 y el 23 de junio en Frankfurt, Alemania.

Al utilizar la capacidad de computación de varios dispositivos, la computación de alto rendimiento (HPC) nos permite analizar y organizar una enorme cantidad de datos mientras abordamos y resolvemos problemas complejos. Estas soluciones pueden transformar nuestro modo de vida.

La HPC tiene el potencial de dar lugar a innovaciones drásticas que afectarán a prácticamente todo tipo de empresas en todo el mundo, y de tener repercusiones positivas en diversos sectores y áreas de especialización, desde la ciencia y la medicina a la economía y la ingeniería.

Este ámbito de carácter tan innovador cuenta con su propio congreso. Lenovo será uno de los principales asistentes.

Últimos avances

La ISC High Performance (ISC-HPC) es un congreso líder sobre computación de alto rendimiento en Europa y el segundo en importancia a nivel mundial. El evento acoge entre sus asistentes a representantes de organizaciones de todo el mundo: académicos e investigadores, empresas y medios de comunicación, con un interés común por saber más sobre los últimos avances en las aplicaciones de computación intensiva y big data.

La cita 2016 de la ISC ofrece una gran oportunidad para conectar con expertos en la materia y aprender sobre los últimos avances en HPC. ¡Y se han producido unos cuantos últimamente!

La hiperescala, por ejemplo, es un tema candente ahora mismo. A nivel tecnológico se encuentra muy cerca de la HPC, puesto que los usuarios de los grandes centros de computación piden la capacidad de desplegar una arquitectura que pueda escalarse de forma adecuada a medida que crece la demanda del sistema.

Cómo se filtra la tecnología

Sin embargo, la HPC tiene muchas otras aplicaciones. De hecho, muchas de las tecnologías que empleamos hoy en día en el entorno empresarial, así como numerosas soluciones informáticas de oficina, tienen su origen en la HPC. La computación en la nube es un ejemplo. Muchas organizaciones tienen sus aplicaciones desplegadas en la nube y, para poder hacerlo, los proveedores de esos servicios necesitan sistemas de archivos para equilibrar la carga. Ese tipo de capacidades se desarrollaron dentro de la HPC hace unos 10 o 15 años.

Ocurre lo mismo con el análisis de datos, que hoy en día también genera una gran demanda. El análisis de datos en tiempo real con cargas enormes de datos necesita un entorno informático capaz de darle apoyo. La tecnología que posibilita todo esto proviene de la computación de alto rendimiento, donde se identificó y abordó por primera vez la necesidad de escalar de forma dinámica en función del aumento de la carga de trabajo.

Así que incluso si no ha oído hablar de la HPC es muy probable que haya usado tecnologías que nacieron con ella.

Trabajar con tecnología que aún no existe

La HPC es una prioridad absoluta para Lenovo: todo lo que hacemos tiene como meta el alto rendimiento. Pero, al igual que en la Fórmula 1, todo debe ser esbelto, sencillo y muy fiable al mismo tiempo. Debe escalar de lo pequeño a lo grande sin interrupciones ni atascos técnicos.

Durante la primera jornada del ISC-HPC Lenovo organizará un taller para socios comerciales en el que dará a conocer sus planes para los próximos años. Los compromisos de HPC suelen tener un tiempo de elaboración prolongado que en algunos casos puede llegar al año y medio. Y en Lenovo nos dedicamos a asimilar innovaciones continuamente, lo que en ocasiones nos lleva a desarrollar sistemas para nuestros clientes que incorporan tecnología que aún no existe. Así funciona el liderazgo en supercomputación en el ámbito informático. Es un desafío constante y al mismo tiempo fascinante.

Además permite a Lenovo desarrollar relaciones profesionales muy estrechas con socios como Intel, que nos proporciona algunos de los componentes que empleamos en nuestras soluciones de HPC. Y esto resulta de gran ayuda, porque nos aseguramos de emplear de forma óptima la tecnología de base que nos proporcionan e integrarla en los sistemas que lanzamos al mercado.

Por ejemplo, Lenovo fue la primera empresa en comercializar productos con tecnología de refrigeración con agua templada, que hace que el entorno de la HPC sea mucho más eficiente a nivel energético. Como parte del paquete podemos incluir capacidades como la «planificación en base a la energía», que nos permite modificar de forma dinámica el rendimiento del procesador y la memoria para que se ajusten perfectamente a la tarea a realizar. Así pues, en caso necesario, el rendimiento y la frecuencia del procesador se pueden reducir o aumentar hasta el modo turbo para obtener resultados óptimos tanto a nivel computacional como de consumo de energía.

Ser el número uno

Lenovo también ofrecerá un par de charlas en la ISC 2016 que tratarán del papel de la HPC dentro de la estrategia completa de centros de datos de Lenovo. Nuestra misión es convertirnos en el socio de centros de datos más fiable y, para conseguirlo, debemos explicar en detalle nuestras capacidades y nuestra estrategia. Todo lo que hacemos se centra en mejorar la experiencia del cliente y nuestro objetivo es mostrar por qué dedicamos tantos esfuerzos a la HPC desde un punto de vista tecnológico y comercial.

La HPC tiene numerosas aplicaciones en las que no se suele reparar: desde predicciones e investigación sobre el tiempo y el clima a los cálculos de ingeniería necesarios para construir plataformas petrolíferas, aviones y coches. En el ISC-HPC presentaremos las numerosas ventajas que Lenovo ofrece a sus clientes y socios y mostraremos las innovaciones y capacidades que pueden ayudar a sus empresas a innovar.

El ISC-HPC se celebrará del 19 al 23 de junio en Frankfurt, Alemania.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.