Informe especial: El estado de la hiperconvergencia europea

Simon Bramble

26/07/2016

Las empresas se aproximan a un salto masivo hacia la infraestructura hiperconvergente, como indica un nuevo informe encargado por Lenovo en el que se aprecia un cambio trascendental en la forma de gestionar las cargas de trabajo digitales.

Casi el 50 % de quienes toman las decisiones informáticas planean poner en marcha o están pensando pasarse a la infraestructura hiperconvergente, según un nuevo informe que pone de manifiesto la creciente predilección por las soluciones centradas en software frente a los sistemas tradicionales basados en hardware.

El informe de Spiceworks encargado por Lenovo sobre el estado de la hiperconvergencia en la región EMEA ha estudiado las tendencias tecnológicas en Europa mediante encuestas a 179 profesionales clave del sector informático. Sus resultados sugieren que una buena parte del mercado tecnológico europeo está evaluando la posibilidad de adoptar cuanto antes una arquitectura basada en software o en la nube. Veamos sus conclusiones.

El nivel de concienciación es elevado: la gran mayoría (86 %) de los encuestados conocían el concepto de la hiperconvergencia, pero aún hay mucho camino que recorrer para comprenderlo totalmente. Algo más de la cuarta parte de los entrevistados afirmaron tener un conocimiento profundo. Por otro lado, solo uno de cada diez indicó que únicamente había oído el término infraestructura hiperconvergente.

El informe sugiere que la hiperconvergencia ocupa un lugar preferente en las mentes de buena parte de la comunidad informática. Las respuestas proporcionadas por empleados de sectores como servicios informáticos, manufactura, educación y construcción corroboran la noción de que el aumento de las decisiones basadas en datos, el mayor conocimiento de lo que quiere el consumidor y la necesidad de mejorar la eficacia y escalabilidad están redefiniendo las soluciones de almacenamiento y redes.

La infraestructura hiperconvergente no está extendida, por ahora

Poco menos de la quinta parte (18%) de los profesionales informáticos encuestados indicaron que su organización había dado ya el salto de los servidores físicos a la tecnología dirigida por software. Casi la mitad (47%) confirmaron que están planeando o evaluando la transición a una solución hiperconvergente, o por lo menos sopesando la posibilidad de hacerlo.  De los que están a punto de realizar el cambio, el 79% afirmaron que es probable que se lleve a cabo en sus empresas en los próximos dos años. De éstos, un 38% declaró que esperaba dar el salto en los próximos 12 meses.

Solo el 15 % de los profesionales informáticos que tiene en mente llevar a cabo la transferencia hacia una infraestructura hiperconvergente planea hacerlo en un plazo superior a dos años, lo que enfatiza la sensación de urgencia que rodea a este asunto. Entonces, ¿qué sustenta este empuje hacia la transformación digital de todo el sector?

El exceso de eficiencia no existe

El factor predominante que impulsa que la transición se tenga en cuenta es la expectativa de obtener eficiencia en términos globales. Los profesionales informáticos manifestaron a Spiceworks que la optimización de las cargas de trabajo y la administración centralizada son los dos grandes asuntos de peso a la hora de pensar en la infraestructura hiperconvergente: el 59 % citó la primera cuestión y el 58 % la segunda.

Transformar la forma de gestionar los datos se sitúa a poca distancia como tercer factor, ya que la modernización del centro de datos (47 %) o la consolidación del centro de datos (42 %) representaron el 69 % de las respuestas completas. La mejora de las copias de seguridad y de la recuperación de los datos, las capacidades de cara a la nube y el apoyo al desarrollo y las pruebas también tuvieron una importancia decisiva.

En lo que respecta a las ventajas que los directores informáticos han experimentado o esperan experimentar con la infraestructura hiperconvergente surgieron cinco puntos fuertes principales, cada uno de los cuales fue nombrado por más del 30 % de los encuestados. La administración centralizada (41 %) fue la ventaja con más apoyos, mientas que tanto la mejora de la eficiencia como el aumento de la flexibilidad fueron escogidos por un 37 % de los profesionales informáticos. El aumento de la escalabilidad (35 %) y la mejora del rendimiento (34 %) completaron las respuestas más habituales.

Preocupaciones entre quienes toman las decisiones

De forma significativa, solo en torno a la cuarta parte de los participantes consideraron la reducción de costes (gastos de capital o gastos operativos) como un beneficio adicional. Y cuando se les preguntó qué inconvenientes puede plantear el paquete de la hiperconvergencia, casi tres de cada cinco declararon que el coste (inversión inicial o coste total de propiedad) era el más importante. Eso podría querer decir que buena parte de los profesionales informáticos encargados de tomar decisiones no tienen una idea clara del potencial de ahorro a medio y largo plazo que permite esta solución.

Otras preocupaciones eran la fiabilidad (30 %), la seguridad (28 %), el riesgo de un punto único de fallo (27 %) y un vacío en los conocimientos necesarios para poner en marcha y gestionar la infraestructura (27 %).

Sin embargo, la impresión general entre los encuestados sugiere que se va a producir un cambio en la arquitectura de datos en todo el sector de forma inminente.

«El modo en que las empresas modernas recopilan, analizan y comparten los datos está cambiando con mucha rapidez, y esto lleva a algunos profesionales informáticos a revaluar el uso que hacen de la tecnología para dar apoyo a objetivos empresariales importantes», afirmó Jared Hall, director de investigación de Spiceworks. «Los directores informáticos están buscando soluciones que puedan seguir el ritmo de sus necesidades. La flexibilidad y la escalabilidad son dos características que siempre influyen de forma importante en sus decisiones de compra y, como ha desvelado el informe, los profesionales informáticos creen que la infraestructura hiperconvergente es una forma de obtenerlas».

La infraestructura hiperconvergente, que va camino de alcanzar los 1600 millones de dólares de beneficios en 2020, ya está superando en crecimiento a un buen número de sectores informáticos. Ahora que todo ese alboroto en torno al big data se ha calmado, el informe indica que el enfoque actual se centra en cómo ponerlo en práctica. Y como parte esencial de la computación dirigida por software, la infraestructura hiperconvergente es una solución elegante cuya posición no va a hacer más que afianzarse.

Obtenga más información sobre lo que puede hacer por usted la infraestructura hiperconvergente y eche un vistazo al informe completo sobre el estado de la hiperconvergencia europea y a la infografía que lo acompaña.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.