¿Qué significa la hiperconvergencia para la empresa de a pie?

Steve Evans

20/06/2016

El término hiperconvergencia está en auge en el sector informático. Analizamos su significado y los beneficios que puede aportar a la empresa.

La hiperconvergencia es sin duda un tema candente en el mundo informático de hoy. Vamos a explicar cómo funciona y qué puede aportar a la empresa.

La firma de análisis del mercado Gartner considera que la hiperconvergencia experimentará un gran crecimiento en 2016. El mercado de sistemas hiperconvergentes integrados (como lo denomina Gartner) crecerá un 79% hasta alcanzar a lo largo de este año la cifra de casi 2000 millones de dólares (1800 millones de euros/1400 millones de libras esterlinas). En los próximos cinco años pasará a ser lo más normal.

Definición de hiperconvergencia

La hiperconvergencia es, según Gartner, una «plataforma que ofrece recursos compartidos de computación y almacenamiento, basada en almacenamiento y computación definidos por software, hardware de consumo y una interfaz unificada de gestión».

El asesor sénior de sistemas de servidores x86 para EMEA de Lenovo, Tikiri Wanduragala, explicó hace poco en Think Progress cómo la definen él y su equipo, y en qué se diferencia de una infraestructura convergente tradicional.

«Con la infraestructura convergente era posible elegir el tejido de almacenamiento, los tipos de servidores y los conmutadores de red, de modo que se ajustaran a cada necesidad», afirmó. «La hiperconvergencia ofrece todas estas características de forma cerrada: Un almacenamiento fijo, unos conmutadores de red fijos, unas capacidades de servidor fijas, etc., y las virtualiza todas. El resultado es bloque de construcción, lo que es excelente para realizar despliegues rápidos.

El punto fuerte de la hiperconvergencia es la vinculación y agrupación en clústeres de las unidades de almacenamiento. Hasta ahora, las cajas de almacenamiento estaban separadas del servidor y ambos elementos se comunicaban mediante ciertos protocolos. En la hiperconvergencia, el almacenamiento está ubicado dentro del servidor y emplea la inteligencia alojada en él».

Ventajas de la hiperconvergencia

Es bastante parecida a la infraestructura definida por software, de modo que los beneficios de una infraestructura hiperconvergente son similares. En última instancia es mucho más flexible y fácil de gestionar.

Dado que lo principal es el software y la gestión-control, es en estos elementos donde se encuentra la inteligencia, de modo que las infraestructuras hiperconvergentes se pueden ejecutar en hardware de consumo x86, lo cual reduce de considerablemente el coste para los consumidores. También permite a las empresas escalar para aumentar o reducir capacidades según sus necesidades.

Además, las plataformas hiperconvergentes se pueden desplegar en cuestión de horas, mucho más rápido que las plataformas de servidores virtuales a gran escala.

Usos de la hiperconvergencia

La hiperconvergencia todavía está dando sus primeros pasos y hasta hace pocos años ni siquiera existía como concepto. Sin embargo, esto no ha impedido a los primeros usuarios darse cuenta de las ventajas que supone y emprender su viaje en este ámbito.

Uno de ellos es el despacho de abogados escocés MacRoberts. La empresa tiene 200 empleados en sus oficinas de Edimburgo, Glasgow y Dundee. Su infraestructura informática se extiende por las oficinas de Edimburgo y Glasgow, pero sus sistemas anteriores estaban sobrecargados y operaban por encima de su capacidad, como declaró la empresa a Computer Weekly. Además, la gestión era compleja y escalar cuando era necesario era muy complicado.

MacRoberts escogió una infraestructura hiperconvergente de Gridstore e instaló el hardware en una de sus sedes. Ahora gestiona 75 máquinas virtuales en sus sedes de Edimburgo y Glasgow, que tienen una capacidad de almacenamiento de 112 TB cada una. Lo que MacRoberts ha obtenido de su infraestructura hiperconvergente es una plataforma de gestión más sencilla, mayor resiliencia y la capacidad de escalar siempre que sea necesario. También ha ahorrado espacio físico y ha reducido sus facturas de consumo eléctrico gracias al menor número de dispositivos en sus centros de datos.

Primeros pasos

Si su empresa ha decidido que la hiperconvergencia es el camino a seguir, debe asegurarse de planificar por completo el proyecto antes de comenzar. Como ya ha explicado en el blog de la empresa Jan Willem de Nooij, especialista técnico de clientes de Lenovo, hay un proceso de cuatro pasos para desarrollar un proyecto de hiperconvergencia:

  • Estandarizar

Conservar montones de software y sistemas diferentes va en contra de la idea misma de hiperconvergencia y la definición por software, por lo que es importante reducir el número de dispositivos en uso y quedarse con unos pocos que funcionen con las aplicaciones que se ejecutarán en la infraestructura hiperconvergente.

  • Virtualizar los servidores y el almacenamiento

Esto supone mucha más flexibilidad y escalabilidad de las cargas de trabajo.

  • Automatizar

Tareas como desplegar máquinas virtuales o añadir aplicaciones son mucho más eficientes si no interviene el equipo de TIC, reduciendo costes.

  • Transición a la nube

El modelo de pago por uso puede reducir costes y la nube aumenta la flexibilidad y capacidad de gestión que brinda una infraestructura hiperconvergente.

Al ser un concepto relativamente nuevo, puede que la hiperconvergencia es no sea adecuada para todas las empresas por el momento. De lo que no hay duda es que, con una buena instalación, puede aportar grandes ventajas, como una infraestructura más económica, sencilla y flexible.

A medida que el mercado se desarrolle y madure durante los próximos tres o cinco años, los departamentos de informática deberán familiarizarse con la hiperconvergencia y valorar si puede ser beneficiosa para sus empresas.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.