Pensamiento futurista: el camino a seguir para los centros de datos

Tikiri Wanduragala

02/08/2017

En Lenovo, creemos que es hora de replantear los principios básicos de diseño de centros de datos por medio de plataformas que puedan actualizar la infraestructura existente sin costuras y crear la próxima generación de entornos de centros de datos definidos por software para una agilidad y un rendimiento máximos. Con nuestra cartera de ofertas premium de ThinkSystem y ThinkAgile, el futuro comienza aquí.

Con el reciente lanzamiento de ThinkSystem y ThinkAgile, Lenovo ha creado dos nuevas marcas cuyo propósito son las actualizaciones de infraestructura de centros de datos que abarcan tanto los entornos actuales como la próxima generación de centros de datos definidos por software (SDDC).

Los equipos de desarrollo han trabajado tres años en este proyecto con el objetivo de innovar en los ámbitos en que las organizaciones más lo necesitan. En consecuencia, ThinkSystem y ThinkAgile no son productos específicos, sino marcos para una amplia variedad de soluciones. El término «centro de datos del futuro» describe acertadamente el alcance de estas nuevas marcas.

En el futuro, presenciaremos la transformación de las tecnologías existentes y futuras en módulos sencillos de usar, de tal modo que las infraestructuras de centros de datos puedan servir desde las pequeñas empresas hasta los entornos de computación de alto rendimiento.

Definir el futuro sobre una base sólida

El diseño de centros de datos se beneficiará si se produce algún avance significativo en el pensamiento tecnológico. En Lenovo, teníamos la opción de actualizar nuestra cartera existente incorporando las últimas tecnologías y lanzando componentes actualizados para servidores, redes y almacenamiento. Aun así, las mentes más brillantes pensaron que, dado que nos encontramos en un momento crucial en la evolución de centros de datos, era necesario buscar un nuevo enfoque para producir servidores, redes, almacenamiento y sistemas híbridos en la nube que sean relevantes para los requisitos actuales y lo sigan siendo a medida que surjan nuevas necesidades.

En Lenovo sabemos que una postura flexible respecto al cambio tecnológico es fundamental y que, cuando se trata de innovación, no debe descartarse nada. ThinkSystem y ThinkAgile destacan porque no cargan con el pensamiento del pasado.

Por ejemplo, si hace cinco años alguien diseñaba un servidor, daba por sentado que todo el almacenamiento asociado estaría ubicado en una red de área de almacenamiento (SAN). Así pues, uno diseñaba un servidor capaz de conectarse a una SAN, sin plantearse la posibilidad de almacenamiento interno, como los recursos de almacenamiento de conexión directa (DAS). Sin embargo, el DAS es cada vez más popular entre las soluciones de almacenamiento definidas por software que requieren servidores que soporten un mayor número de unidades internas y que funcionen dentro de unos parámetros térmicos determinados.

Del mismo modo, hace cinco años se habría podido asumir tranquilamente que toda la memoria del servidor era dinámica (solo almacena datos mientras el sistema está encendido). Pero en un futuro próximo esto ya no será así, porque el rendimiento y la relación rendimiento-precio de la memoria persistente mejorarán hasta tal punto que se podrá incluir en las ranuras de memoria de los servidores junto a la memoria dinámica. Esto da una nueva dimensión al alcance y las capacidades de las aplicaciones que pronto estarán disponibles, y la infraestructura de IT debe estar preparada para el futuro.

Una nueva plataforma para la próxima generación de centros de datos

Como dijo Newton, «si he logrado ver más lejos ha sido porque me he subido a los hombros de gigantes». Esta es la razón por la que ThinkSystem y ThinkAgile se han diseñado aprovechando la experiencia adquirida con las líneas de servidores de Lenovo establecidas: System x y ThinkServer. De System x hemos tomado la fiabilidad, rendimiento y seguridad probadas, mientras que de ThinkServer nos hemos quedado con el concepto de estándares abiertos, además de la optimización de la fabricación y la cadena de suministro. En realidad, Lenovo ha actualizado los principios fundamentales, desde una visión del ciclo de vida útil y  las fases de diseño y fabricación, pasando por la puesta en marcha, funcionamiento, servicio y asistencia técnica, hasta el desecho del producto al final de su vida útil.

A diferencia de muchas empresas del sector, en Lenovo fabricamos una proporción considerable de nuestros productos de PC y servidores, lo que posibilita economías de escala cuantificablemente mejores y desarrolla el control de calidad. Fabricamos los productos en diversas zonas del mundo —en las Américas, Europa y el Extremo Oriente— con el fin de optimizar la cadena de suministro de cada país y responder mejor a las necesidades de nuestros clientes.

La cuantificación es importante. Un estudio independiente sobre la fiabilidad de los servidores validó nuestro modo de ver los ciclos de vida útil. Los servidores x86 de Lenovo obtuvieron las puntuaciones de fiabilidad más altas entre todas las plataformas x86 rivales, y los usuarios calificaron el soporte técnico de Lenovo como el mejor (seguido de Cisco e IBM).

«El hardware de IBM y de Lenovo y las distribuciones del sistema operativo Linux quedaron en primer o segundo lugar en todas las categorías de fiabilidad, incluyendo virtualización y seguridad», según el estudio del ITIC.

Colaboración con fabricantes de software

Las asociaciones con proveedores de software independientes (ISV) son otro de los puntos fuertes de Lenovo que hemos aprovechado durante los tres años dedicados a desarrollar ThinkSystem y ThinkAgile. Nuestras relaciones con SAP y Microsoft son un claro ejemplo de ello.

Trabajar con empresas líderes como SAP en su propia nube HANA da a Lenovo la confianza para diseñar la próxima generación de nubes que ejecuten bases de datos en memoria de nivel empresarial. Trabajar con Microsoft en su solución de nube híbrida basada en Azure también nos proporciona información valiosa sobre los requisitos operativos actuales y sobre la dirección que están tomando las nubes híbridas.

ThinkSystem es la marca que cubre todos los bloques de infraestructura de servidores, almacenamiento y productos de red. ThinkAgile toma esos bloques como si fueran tacos y los combina con productos de software independiente para crear una solución completamente funcional construida en las instalaciones de Lenovo. A continuación, se implementan en los centros de datos de los clientes (con servicios de Lenovo) para que estos puedan centrarse en resolver sus retos empresariales sin la distracción de tener que averiguar cómo se conectan las diferentes piezas de hardware y software.

ThinkAgile es más bien un enfoque de «appliance» en el que se crea una solución específica. La primera solución ThinkAgile se ha creado en asociación con Microsoft como una solución de nube híbrida totalmente integrada.

La innovación es parte del ADN de Lenovo

Las siguientes cadenas de ADN incorporadas en ThinkSystem y ThinkAgile son nuestro legado y experiencia en HPC. La posición global de Lenovo como el proveedor de productos informáticos de alto rendimiento con mayor crecimiento, y como el proveedor con mayor proporción de sistemas HPC instalados en la región EMEA, nos facilita información valiosa sobre áreas relacionadas de la computación, como el big data, análisis de datos e inteligencia artificial.

Lenovo ThinkSystem se ha diseñado para facilitar la innovación, y ya lo está haciendo. Para reforzar esta idea, decidimos lanzar las marcas ThinkSystem y ThinkAgile en la región EMEA durante ISC High Performance, en Frankfurt.  Este prestigioso congreso se centra en el intercambio de conocimientos, una aspiración que Lenovo, con los sistemas ThinkSystem y ThinkAgile, respalda firmemente.

Para mí, la prueba es que el día en que se anunció, ya había una instalación operativa de más de 3400 nodos equipada con la familia de procesadores Intel® Xeon® Scalable en marcha en la Universidad Politécnica de Cataluña: uno de los superordenadores más rápidos del mundo.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.