La HPC desata el potencial del big data

William Payne

23/05/2017

A medida que el big data se convierte en un pilar estratégico de las organizaciones, la tecnología convencional se queda atrás a la hora de satisfacer sus necesidades. Únicamente la computación de alto rendimiento (HPC) tiene la potencia, escala y velocidad de vértigo necesarias para situar al big data en el centro de los procesos empresariales fundamentales y la toma de decisiones estratégicas.

«El tiempo es oro» es un dicho bien conocido en el ámbito de los negocios, y también la razón por la que tantas empresas y agencias gubernamentales están acudiendo a la computación de alto rendimiento para gestionar sus necesidades de macrodatos, que cada vez son más importantes en las operaciones cotidianas de muchas organizaciones. Los métodos de la computación convencional para abordar el big data pueden resultar lentos a la hora de ofrecer respuestas en el momento adecuado, y no tiene sentido dedicar tiempo y dinero al big data si los resultados llegan demasiado tarde para ser de utilidad.

La HPC ofrece a organizaciones de diversos sectores del ámbito público y privado un análisis sofisticado y minucioso de conjuntos de macrodatos en segundos que las configuraciones convencionales tardarían horas e incluso días en realizar. La velocidad de procesamiento de big data con la HPC es tal que los analistas y los directivos no tendrán que esperar horas entre consultas y podrán explorar conjuntos enormes de datos de forma interactiva, lo que les permitirá decidir en cuestión de segundos los enfoques o estrategias más útiles para sus objetivos empresariales.

Manejo de macrodatos en tiempo real

Cuando las empresas trabajan con datos a gran velocidad, unos sistemas de HPC equipados con configuraciones de red, memoria y procesadores sin igual son capaces de seguir el paso aun en las condiciones más duras. La detección de fraudes en tiempo real y los presupuestos personalizados de seguros por teléfono son dos ejemplos en los que el procesamiento de big data con HPC puede ofrecer soluciones a la vanguardia del mercado.

Las complejas aplicaciones en tiempo real no son lo único que atrae a las empresas a la HPC. Realizar sofisticadas simulaciones moleculares o de ingeniería en segundos en lugar de días puede multiplicar la productividad de los equipos de I+D, diseño de productos e ingeniería, lo cual tendría un efecto expansivo sobre la cadena de valor de la empresa.

De forma similar, computar en minutos las complejas interacciones y relaciones que se producen en las grandes redes sociales como respuesta a nuevos mensajes o anuncios de productos aumenta la agilidad de las empresas y organizaciones en el mercado, ya que les permite responder y adaptar las campañas en curso a la información del mercado sobre la marcha. Las configuraciones tradicionales de big data, por otro lado, solo suelen ser capaces de indicar cómo y por qué han salido mal las cosas en retrospectiva.

Además, la HPC va más lejos que las configuraciones de big data convencionales. Los análisis de redes sociales más complejos, que incluyen computación de gráficos, solo se pueden llevar a cabo con conjuntos de datos reales en sistemas de HPC. Están optimizados para este tipo de tareas y cuentan con la memoria, el procesamiento adaptativo y la aceleración de GPU necesarios para analizar redes extremadamente complejas a las que las arquitecturas convencionales no pueden enfrentarse.

Innovación con niveles más altos de rendimiento

Lenovo tiene un legado de HPC que se remonta a los primeros sistemas HPC x86. Hoy en día esta tradición está representada por los sistemas de HPC líderes de la industria, dado su compromiso con la innovación y el desarrollo constantes de tecnología en el seno de la propia empresa. Lenovo posee un profundo conocimiento de la integración y fabricación de tecnología a lo largo de toda la cadena de valor tecnológica: desde la producción de semiconductores a la integración de sistemas, todo se lleva a cabo en sus propias instalaciones. Estas incluyen algunos de los mayores sistemas de la lista TOP500 de sistemas de HPC a nivel mundial, tales como las instalaciones SuperMUC y SuperMUC Phase 2 en el Centro Leibniz de Supercomputación, en Alemania, una instalación en la Max-Planck-Society Computing and Data Facility de Múnich, y el Grupo Alibaba, en China.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

La oficina de cara a 2020

Todo lo que necesitan saber las organizaciones del siglo XXI.